El siguiente botín

Editorial / Venezuela RED Informativa

Luego de trasquilar completa y totalmente los fondos para las ayudas humanitarias, destinados a los menesterosos en Venezuela, ahora van por el oro.

Casi que en la recta final de un litigio que puede perfectamente no tener final, la banda de los Vamos Bien y la Banda de Miraflores se pelean por EL SIGUIENTE BOTÍN: el oro de la República, depositado y en custodia del Banco de Inglaterra.

El SIGUIENTE BOTÍN tiene un tamaño que pasa los mil millones de dólares americanos, está en barras metalizadas y brilla muchísimo. Para ambos grupos de piratas, ahora “enfrenados” en las aguas peligrosas inglesas del rio Támesis, la cosa no pinta distinta a las aventuras que protagonizaron sus ancestros del oficio en las costas del Caribe del siglo XVII.

Incluso con los mismos peligrosos desenlaces. Pues el oro depositado en Inglaterra podría correr la misma mala suerte que tuvo el destino del tesoro de los judíos, arrancado durante las persecuciones de los nazis en los años 30 y 40, bajo “custodia” eterna de los inmaculados bancos suizos. O la gigantesca fortuna del último zar de todas las Rusias, también al resguardo del mencionado Banco de Inglaterra, todavía pendiente por devolver a alguno de los sobrevivientes de la familia Romanov.

Lo rocambolesco de nuestra historia es que, tanto el gobierno del señor Maduro como aquel que representa Juan Guaidó, ya han anunciado el destino final de EL SIGUIENTE BOTÍN: comprar insumos y vacunas para dotar los centros de asistencia sanitaria del pueblo venezolano. ¡Verdaderamente noble! ¡Ambos, grupos de primera comunión!

A todo evento la Resistencia de Venezuela ofrece otras ideas.

El SIGUIENTE BOTÍN sería mucho más rentable y productivo si se le destinara para armar una expedición de valientes, que penetre en territorio venezolano. Que les haga la vida imposible a ambas bandas, hasta que no tengan otra salida que la irse del país.

Sería, al final, ¡dinero bien empleado! ¿No les parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − uno =