El soberano se esfumó de la frontera colombo-venezolana

Venezuela RED Informativa

El peso colombiano desplazó al devaluado bolívar venezolano en poblaciones limítrofes, convertidas en epicentro de la pugna política por el paso de ayuda humanitaria.

Pagar en efectivo en Ureña, de 50.000 habitantes, es sinónimo de pagar con pesos, un fenómeno que se repite en la vecina localidad de San Antonio. El bolívar desapareció.

“Aquí le cobran a uno las naranjas en pesos, el azúcar en pesos, los vasos en pesos. Todo el mundo maneja el peso, más nada”, dijo a la AFP Marcos Vega, de 73 años de edad, mientras hacía sus jugos en un puesto callejero en una esquina de Ureña.

A un par de kilómetros está el puente de Tienditas, fronterizo con la ciudad colombiana de Cúcuta, que está bloqueado por militares con contenedores de carga y otros obstáculos.

El gobierno venezolano descarta aceptar la ayuda humanitaria en medicinas y alimentos gestionada por el opositor Juan Guaidó, denunciándola como un pretexto para una intervención militar de Estados Unidos.

Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por 50 países, pide a los militares dejar pasar los cargamentos enviados por Washington a Cúcuta (Colombia) y otros puntos fronterizos.

Guaidó asegura que entrarán “sí o sí” el sábado, un día después de un concierto con artistas internacionales en Cúcuta con el que se espera recaudar unos 100 millones de dólares. Fuente: Panorama de Maracaibo / Foto: Cortesía

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: