El socialismo como manipulación política

César Guillén Citterio / Venezuela RED Informativa

Diálogo entre nosotros, la gente común

La mítica revolución rusa no existe. El socialismo yace enterrado en el mausoleo de las plazas donde Lenin y Mao se han convertido en MOMIA. (Práctica que existe en Corea del Norte y ahora en Venezuela). El marxismo y sus tiempos pasaron para siempre, solo el resentimiento, intereses oscuros y la ignorancia creen que están aún vigentes. Pertenece a la historia y en ella ha de permanecer con todos sus crímenes, solo a los decadentes socialistas latinoamericanos les interesa mantener viva esa historia del igualitarismo social.

Existen en Latinoamérica, grupos que son residuo de los antiguos moradores del continente y que fueron víctimas de una conquista, además de los esclavos traídos del África. Esta sangre que corre mezclada en nuestras venas, son factores que confunden la conciencia del latino, inyectándoles elementos de indefinición, mitología, racismo y complejos de inferioridad. En China y Rusia, por igual se discrimina a los afro-descendientes, a las minorías y a los homosexuales. Nada nuevo, nada socialista, nada revolucionario.

Se pretende olvidar que las civilizaciones americanas tal como existen hoy, son el fruto del colonialismo europeo, el de la conquista, o por los millones expulsados de Europa por las guerras. Los latinoamericanos no estamos satisfechos con lo que somos, pero a la vez no hemos podido ponernos de acuerdo en lo que somos, ni sobre lo que queremos ser. De allí nuestro pendular comportamiento ideológico de un extremo al otro.

Nunca entendieron la opinión objetiva de CARLOS MARX, sobre los países desarrollados: “los países industrialmente desarrollados, ponen delante de los países menos desarrollados, el espejo de su propio porvenir”. Se ocultan los crímenes de los regímenes comunistas y sus desastres económicos. MAO ZEDONG y su socialismo campesino, terminó en un colosal fracaso y millones de muertos. De esa inútil orgia de muerte y destrucción, surgió DENGSIAO PING y el actual capitalismo chino. ¿Qué ejemplo más claro existe?

Es una mezcla de frustración y de envidia, que supone que los mitos del socialismo están por encima del desarrollo capitalista. La única opción actual es la globalización tecnológica y económica, no hay otra vía. Sin embargo, la izquierda radical al entender que lo ideológico fracasó, opta por el saqueo del tesoro público, la opresión y la desestabilización terrorista. Cuba, Nicaragua y Venezuela solo son remedos risibles que degeneraron en vulgares dictaduras.

Lo que pasó recientemente en México y el CELAC, es un viejo libreto, pasaba en la antigua URSS y sus satélites, donde desafiaban al capitalismo con amenazas. Mientras los de Nicaragua se toman fotos con la estatua de Stalin en Moscú, los de Venezuela portan retratos de un criminal solicitado por lavado de dinero. En ambos casos, Infelices y desgastadas estrategias de sus asesores cubanos, ni siquiera originalidad tienen. Así estará el deterioro, que llevan la contradicción y el fracaso por dentro.

Los países que, según el indicador de felicidad social de la ONU, son más exitosos son: Finlandia; Noruega; Dinamarca; Suecia; Islandia; Holanda y Alemania. La razón fundamental, es una armonía eficiente entre los trabajadores, empresarios y el gobierno. (La famosa tripartita de la O.M.I) No la estupidez política de la burocracia estatal, sus mercaderes económicos y los sindicatos parásitos del gobierno.

En Venezuela, lo que está en juego más allá de los objetivos electorales, es una transición política inevitable que pronto obligará a las fuerzas sociales, políticas y productivas a adoptar decisiones que tendrán que ser radicales. Esto produce incertidumbre, pero es el precio que se asume por no manejar adecuadamente el sistema democrático. Deberán afrontarse los grandes desafíos sociales con base al conocimiento y la modernización económica, apartando el fracaso del populismo social, típico del desastre de estas regiones.

Los estadistas demócratas así sean guerreros, se ajustan al mundo real en que viven, para los fanáticos el mundo real es el que ellos desean crear

Fedepetrol-Carabobo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =