Elecciones libres

Editorial / Venezuela RED Informativa

Si la “solución” que viene para la recuperación de las libertades en Venezuela pasa por unas ELECCIONES LIBRES, seguiremos jodidos.

La verdad es que tiene muy poca importancia que el embajador virtual de los Estados Unidos de Norteamérica ante la NARCOCRACIA de Caracas, lo haya “arreglado” todo con Juan Guaidó. O que lograra convencer a la señora Machado de meterse en la charada. O que garantizará a Henry Ramos que podrá continuar haciendo sus diabluras con perfecta impunidad. O que a la MUDa le den otro nombre. Y hasta que el régimen esté plenamente acordado en la “volada”.  ¡No va a funcionar!

Ese pelotón de malvivientes no solo necesita control y dirección política. No es solo un asunto de “arbitrar” quién roba más. Tampoco requieren de un líder, o de un “Flaco” siempre dispuesto para el sacrificio, ni de un Héroe fugado de la “cárcel” con una esposa de clinejitas a lo Rapuncel.

La oposición en Venezuela sino se transforma en RESISTENCIA dura, pura y simple en contra del NARCORÉGIMEN; sino se convierte, adentro y afuera, en un obstáculo infranqueable para la porquería del siglo XXI; sino enfrenta, por la calle del medio, a un Estado en Modo de Fallo y a un gobierno Forajido que tiene repartido el poder y el territorio nacional entre bandas del crimen desorganizado; si la basura del siglo XXI no es extinguida y prohibida a perpetuidad en su “pensamiento” y en su accionar, los rufianes del régimen, junto con sus socios asquerosos del bajo mundo, protagonizarán con la oposición de siempre un triste “quítate-tú-pa-poneme-yo”.

Si ELECCIONES LIBRES con este “gobierno” es la “solución” de la administración Biden/Harris para Venezuela, estamos hablando entonces de acomodar la convivencia definitiva con el mal en este país. Es el gran “logro” desde Cuba, solo que con cuatro años de atraso.

Es, simplemente esconder, como el gato, los desechos detrás de las máquinas de Smarmatic. En dos platos: una forma cómoda de maquillar la realidad del NARCOGOBIERNO venezolano, para pasar la página.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 1 =