En capilla ardiente el primer semestre del año 2019 de Venezuela

Mascaritas / Venezuela RED Informativa

Quiero expresar mis más sentidas condolencias y mi mayor pesar, por la irreparable pérdida del Primer Semestre del año 2019. Falleció cristianamente, para la Venezuela que desea con toda su alma ser libre de esta plaga del siglo XXI, un tiempo precioso y de muchas oportunidades “de librito”. Algunas de ellas, ideales para salir de estos hijos de putas de una vez y por todas. “Esas” que demoraran en repetirse nuevamente. Se le da cristiana sepultura a Seis Meses que pasaron sin penas ni glorias verdaderas para nuestro pueblo pisoteado, que cada vez pierde más la fe y la esperanza en el logro de la recuperación de sus libertades y del uso como derecho natural, del ejercicio de una democracia plena. ¡Cómo dimos por normal hasta hace algunos años atrás, en el pasado reciente en este país!

Justamente, pasado dentro de la cual yo nací junto con dos generaciones más de venezolanos, que conocimos la alternabilidad y el cambio de los rostros de los actores públicos. ¡No como ahora, que llevamos dos décadas soportando la misma! Veinte años oyendo los mismos discursos. Las mismas malas canciones. Las mismas consignas vacías y estúpidas, sin contenido ni profundidad real, “tocadas” desde ambos lados de la ecuación política de Venezuela. En caída libre. En acelerado, permanente y direccionado deterioro de nuestra calidad de vida y cualquier expectativa de un futuro mejor. Pues, ya sabemos: con estos coños de sus madres, no se llega a ningún lado. No hay forma ni manera. Tras 20 años de una porquería que ellos llaman pomposamente revolución, hemos retrocedido a la Edad Media de la civilización occidental.

Atrapados nuevamente en el sórdido siglo XIX de la Venezuela de después de 1830. ¡Qué pesadilla, vale! Me uno al dolor de 32 millones de venezolanos de Adentro y de Afuera. Hombres y mujeres de a pie, que vuelven a deambular como espantos sin rezos, a consecuencia del “mal manejo” de lo político y de la política, que han llevado a cabo los grandísimos cabrones de la Franquicia de la Oposición MUD y alguna que otra porquería que le hace barra…

Esos que dicen saber, lo que no tienen ni la más puta idea de cómo hacer…
Se han perdido Seis Meses importantes. Se ha quemado miserablemente el tiempo en marchas, tarimas, discursos y habladeras de guebonadas de cientos de buenos para nada que no tienen la menor idea de cómo es que se enfrenta al mal, a la maldad y al chavismo de los últimos días. O si lo saben y se hacen los pendejos. ¡Quién sabe! Lo que sí está bien claro es que también tratan de bailar los últimos compases del extinto Estado petrolero venezolano, con la porquería del siglo XXI. Ese Estado Fallido que aun cuenta con el oro saqueado a las bóvedas del Banco Central y con el producto en efectivo del negocio de las drogas, al cual se dedica el Alto “Gobierno” como modo de vida. En capilla ardiente fue tendido el cuerpo sin vida de la Mitad del Año 2019.

Dentro del Hemiciclo de la Asamblea Nacional, en el Palacio Federal Legislativo de Caracas, los representantes electos de los partidos que están contratados este año para el sainete de hacer oposición al gobierno ilegitimo que preside el Sr. Maduro cómodamente, velaron sus restos. Una guardia de honor, compuesta por los altos rangos de los estúpidos de ese circo de pulgas, hizo plantón mientras que el país en pleno se cae a pedazos. Los ausentes, mandaron sus condolencias por WhatsApp, desde la capital de Suecia. Allí se encuentran “ocupados”. Tratan “las salidas” democráticas, del infierno que controla rabiosamente una HAMPOCRACIA sanguinaria y envilecida, con asistencia de múltiples elementos del crimen y del terrorismo internacional, con los cuales están montados en la construcción de la Patria Grande, el Hombre Nuevo y no se-cuantas imbecilidades más. Entre los ausentes NO estaban José Luis Rodríguez Zapatero, ni Julio Borges y ni el resto de la pandillita de la anterior administración teatral.

El primero, fue despedido por el Gobierno y la MUD, con debida indemnización y hasta con un pago apropiado por concepto de lucro cesante. Borges, purga su torpeza en Bogotá, dando vueltas por el Mundo, haciendo las veces de embajador de buena voluntad de Marcel Granier…

¡Acá toca que cada quien llore a sus muertos! Mis Campanas Suenan por un Semestre evaporado en bolserías, salidas cinematográficas del Leopoldo López y el manejo sucio de las ayudas para los menesterosos de Venezuela que el Mundo Libre depósito de buena fe en Cúcuta… y que una banda de forajidos con traje y corbata se robó.

Mis lágrimas son por la desaparición de un Tiempo Precioso. Por el desperdicio miserable de una energía y de una voluntad colectiva que, en muchos momentos, estuvo lista para la acción de cambiar el rumbo marchito que lleva hoy nuestro país. Iré al novenario. Ahí cerraré los ojos y pondré toda mi fe en el Comisario Simonovis. Rogaré para que este haga realidad su propuesta…

Lograr levantar un ejército armado hasta los dientes, que sirva para nuestra liberación. Es fiable ese hombre. No parece ir en joda, cuando tranquilamente y con un par de bolas, propone acabar de verdad con estos hijos de putas que nos desgobiernan. ¡O al menos prender el peo!

Que los yanquis nos apoyen sin “meter las manos”. Eso es más que suficiente. Entendemos sus razones. Lo demás: un buen pago realizado desde las cuentas “liberadas” de la CITGO, para cubrir los “servicios especializados” de una Contratista de Seguridad que pulverice a estos matones y asesinos del siglo XXI. Con todo y sus ilustres hombres de verde…

Que solo muestran valentía y mucho arrojo, cuando matan y agreden a muchachos cubiertos por escudos de cartón piedra y franelitas de libertadores, o vapulean a todo un pueblo indefenso y desarmado en puntos fronterizos y carreteras. Pero que no logran, en su conjunto, enfrentar a los esbirros cubanos que controlan los negocios y la “inteligencia” en nuestro país ocupado. Y que, ni siquiera, son capaces de defender y dar la cara por sus propios “hermanos de armas”, y protegerlos de las torturas y los ajusticiamientos llevados a cabo en sótanos siniestros…

Y luego suficientemente publicitados por una nomenclatura enferma, para intimidar a estos pobres bravucones de barrios con, docenas de medallitas y escapularios guindados en sus pechos.

¡Que de bolas! ¡En Paz Descanses, Primer Semestre del 2019! Nunca habíamos estado tan cerca de salir de este peo. ¡Nunca tan pocos lograron hacer tan mal las cosas, para joderle la vida a tantos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =