En catedral de Notre Dame se celebrará misa este sábado en capilla salvada de las llamas hace 2 meses

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

La misa tendrá lugar en una capilla ante “un número limitado de personas, por razones de seguridad evidentes”, según la diócesis. La ceremonia religiosa será celebrada en una capilla, que está en el fondo de la Catedral que fue salvada de las llamas, en donde se conservan obras maravillosas, como “La Corona de Cristo”.

El rector de la Catedral de Notre Dame, monseñor Patrick Chauvet, anunció que la primera misa tras el incendio de hace dos meses será celebrada el sábado o domingo próximos.

Para Chauvet resulta muy importante mostrar al mundo que el papel de la catedral consiste en mostrar la “gloria de Dios”, y celebrar ese día la comunión, aunque sea un grupo muy pequeño, “ya será una señal de esa gloria y esa misericordia”.

Para los participantes, solo algunos religiosos, será obligatorio usar un casco de obra.

Parisinos y turistas del mundo tendrán que esperar varios años para volver a visitar esta magnífica Catedral Gótica de Notre Dame, Patrimonio de la Humanidad. Todavía el mundo entero recuerda con profundo dolor el pavoroso incendio del 15 de abril 2019.

No obstante, los responsables de la iglesia situada en el corazón de París quieren hacer valer su promesa de reabrir este espacio clave de la capital francesa lo antes posible. Aunque sea de forma limitada. Un primer paso será la celebración de una pequeña misa este fin de semana, mientras se espera el visto bueno de las autoridades para reabrir la plaza que da a la fachada de la catedral.

El momento elegido para la primera ceremonia religiosa desde que la alarma de incendio provocara la evacuación del templo en el mes de abril, no es casual. Además de cumplirse dos meses desde la catástrofe, que provocó el desplome del techo de plomo y la famosa flecha de la catedral sobre la nave central, también gravemente dañada, este fin de semana se conmemora la dedicación del templo.

“La fecha es simbólica. Será la fiesta de la dedicación de la catedral, es decir, de la consagración del altar. Es muy importante poder señalar al mundo que el papel de la catedral es mostrar la gloria de Dios. Celebrar la eucaristía ese día, aunque sea en un grupo reducido, será una señal de esa gloria y esa gracia”, explicó el rector de la catedral, Patrick Chauvet, al semanario católico Famille Chrétienne, que adelantó la noticia. Eso sí, los pocos elegidos para participar en la ceremonia, que se celebrará en una pequeña capilla al fondo de la catedral que se libró del fuego, deberán llevar casco como medida de seguridad. El religioso adelantó que, si la plaza de la catedral ha sido ya reabierta, podrían celebrarse allí las vísperas para un público más amplio.

Las autoridades vigilan además de cerca la salud de los vecinos de las inmediaciones de la catedral, sobre todo después de que a comienzos de mes se conociera que un niño de la zona presentaba niveles de plomo en la sangre más elevados de lo recomendable. Sin embargo, por el momento no se ha desatado ninguna alarma y las autoridades han especificado que no se puede descartar que la situación se debiera a una causa ajena al incendio de Notre Dame.

Esta misa “será transmitida por un canal de televisión”, para que “los cristianos puedan participar y comulgar”, añadió la diócesis. “Monseñor Aupetit desea anunciar a los católicos que la catedral es un lugar de culto”, según la misma fuente.

LA CORONA DE CRISTO

Según los evangelios, los soldados romanos se la colocaron a Jesús durante su pasión. Tenía una doble función: humillar a Jesús (coronándolo como rey de los judíos, en tono de burla) y provocarle daño y dolor.

La sagrada reliquia que supuestamente estuvo en las sienes de Jesús

Esta corona se convirtió en una reliquia muy preciada. Existen referencias de su presencia en Jerusalén desde el siglo V (con las cartas de Paulino de Nola). Se describe su ubicación en la Basílica de Sión en el 570. En el siglo VII fue trasladada a Constantinopla debido a las invasiones persas. En el siglo X, con motivo de una crisis económica en el imperio, pasó a manos de prestamistas venecianos, hasta que fue adquirida por la monarquía francesa. Luis IX de Francia construyó en el siglo XIII la Sainte Chapelle como lugar de veneración de la reliquia.1 Durante la Revolución Francesa pasaron a la Biblioteca Nacional de Francia. En 1801, el Concordato con la Iglesia católica determinó que la corona era propiedad de la Iglesia, pasando a la Catedral de Notre Dame.

En la actualidad, la corona se ofrece a la veneración pública los primeros viernes de mes y el Viernes Santo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: