Épica

Editorial / Venezuela RED Informativa

¿Pero de verdad alguien en su sano juicio se puede creer que la administración Trump tuvo algo que ver en la incursión del fin de semana pasado?

¿Es que son estúpidos o están borrachos? Cualquier cosa que no funcione o que le falten partes, o que los cómplices de la MUD no validen desde sus bolsillos, NO puede haber sido ni ordenada, ni instrumentada, ni auspiciada por el Departamento de Estado Norteamericano.

¡Pero si ese es justamente el drama!

Una aventura por más valiente que pueda ser, que no esté patrocinada por nuestros amigos del norte. Cualquier intento serio de incursión libertaria que no cuente con el paraguas de protección diplomática, o cuando menos logística de la Casa Blanca, está condenada al fracaso.

Entre la “camisa de fuerza” de las elecciones de noviembre, la puesta en marcha de la economía estadounidense tras casi dos meses del stay at home y lo errático en cuanto a definiciones sobre políticas de exterior desde el despacho del señor Pompeo, Venezuela sigue en manos de Juan Guaidó, Nicolás Maduro y el resto de los gánsters que tienen azotado a todo nuestro país.

Lo demás son historias inventadas por los invasores cubanos para repetir una vez más la épica fantasiosa del desastre de Bahía de Cochinos.

En aquel entonces, la desgracia para Cuba y para el Mundo Libre fue que en la Oficina Oval estaba un pobre diablo que solo jugaba a la retórica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + diez =