Escala la disputa entre Miami-Dade y municipios por repartición de fondos federales de Ley CARES

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

En medio de advertencias de demandas, la Comisión condal adoptó asignar 100 millones de dólares, de los 474 que recibió del fondo federal Ley CARES (Ayuda, alivio y seguridad económica de coronavirus), para repartir entre los 34 municipios que existen en la jurisdicción.

La propuesta de los 100 millones de dólares fue presentada por el comisionado Dennis Moss, quien al ofrecerla resaltó, en franca alusión a que eso es lo que se dará: “100 millones de dólares del fondo de la Ley CARES. Permítanme repetir eso: 100 millones de dólares del fondo de la Ley CARES”.

Entretanto, el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, calificó la adopción de los 100 millones de “solución bastante buena”, en medio de una valoración que pudiera tener más de una lectura: “No creo que las ciudades estén realmente contentas con esto. No creo que nosotros estemos realmente contentos con esto, lo que significa que creo que es una solución bastante buena.

No obstante, el alcalde de Miami, Francis Suárez, menciona como ejemplo a otras ciudades del país, que han recibido mucho más de sus correspondientes gobiernos regionales: “Atlanta recibió 88 millones con 506.000 habitantes que tiene. Miami actualmente tiene 468.000 residentes y merece una cantidad equitativa”, subrayó Suárez.

Por otra parte, el presidente de la Liga de Ciudades de Miami-Dade y comisionado municipal de Miami Keon Hardemon reafirmó que “la cantidad asignada no es suficiente”.

El Gobierno condal de Miami-Dade recibió los 474 millones de dólares del fondo Ley CARES, precisamente por sobre cumplir la línea requerida por el Gobierno federal de más de 500.000 habitantes, cuando posee casi tres millones de habitantes.

El Condado insiste en que asigna otras cantidades a “los esfuerzos de mitigación y programas de ayuda que benefician a todos los residentes del condado”, pero los municipios reiteran que “tienen necesidades específicas” y que “el Condado no conoce los problemas de sus comunidades como ellos los conocen”.

Hace una semana, el alcalde Giménez señaló que los municipios “no recibirían un cheque en blanco” y reclamó que las localidades deben “presentar facturas por cualquier actividad relacionada con COVID-19 para recibir los fondos” y que el dinero de la Ley CARES “ya está siendo utilizado en programas para todos los residentes en todo el condado”, ya sea que vivan en un municipio o una zona administrada directamente por el Condado.

“Todos los residentes recibirán su justa parte”, aseguró Giménez.

Con la propagación del contagio de coronavirus en Miami-Dade, el Gobierno condal se ve impedido de permitir el funcionamiento total de locales comerciales, como los restaurantes, lo que provoca grandes necesidades de ayuda financiera para afrontar al menos el pago de alquiler y nómina de quienes aún no han perdido sus empleos.

Y en medio de esta disyuntiva, el Congreso de la nación estudia la posibilidad de crear otro fondo de ayuda billonario.

En el interín, el alcalde de Hialeah, Carlos Hernández, señaló: “He hablado con nuestros dos senadores [federales, Marco Rubio y Rick Scott] y dejé muy claro que, si el Gobierno federal va a dar más dinero, espero que no lo entregue al Condado. Y se lo de directamente a las ciudades, en función de la población, para que no estemos pasando por este problema otra vez”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 9 =