Esto

Editorial / Venezuela RED Informativa

Ahora al pueblo estadounidense le toca comer de la “buena mesa” electoral que ofrecen las porquerías del siglo XXI. Justamente la misma que la franquicia que opera en Venezuela, ha venido sirviendo en forma de “democracia participativa y protagónica” a nuestro pueblo, por más de 20 años.

El mismo “menú”. Más votos que votantes. Actas que matan votos. Medios de comunicación comprometidos hasta el cuello con el fraude electoral. Miles de muertos que votan el día de las elecciones. Cuentas y tendencias que NO dan ni dando… en fin: bienvenida Norteamérica a la democracia electoral al estilo Venezuela.

La “democracia electoral” que consiguió mantener invicto a Chávez y a sus bandas,por más de 20 años como un gobierno a perpetuidad “democráticamente” electo. La misma que transformó un rechazo mayoritario en el referéndum revocatorio de 2004 a toda esta porquería, en un chiste cruel de aceptación popular.

Porque ESTO es el socialismo del siglo XXI. Lo “progres” del mundo post pandemia y las señoras Kamalas empujando “iniciativas” que permitan despenalizar y legalizar el consumo de drogas en los Estados Unidos de Norteamérica.

Así opera la “izquierda unida”. Así funciona también el Partido Demócrata del siglo XXI. Se arremangan sobre las formas institucionales de un país para utilizarlas, pervertirlas y manipularlas con trampas y embustes que les permitan penetrar a las sociedades por la “puerta grande”. Sin descerrajar un solo tiro.

Son un virus. Se cuelan en los organismos “sanos” y los infectan. Carcomen las defensas sociales. Todo ello en un falso discurso de “profundo” respeto a las reglas de juego que ellos alteran y encochinan como les da la gana.

A Dios gracias Norteamérica cuenta con Donald Trump. Trump, está vacunado en contra de todo ESTO que muchos veíamos venir. A Dios gracias allá no están ni Andrés Velázquez ni Enrique Capriles, que en su momento dejaron fatidicamente las “cosas así” en Venezuela. Y cedieron cobardemente la voluntad del pueblo venezolano a cambio de cualquier pago inconfesable.

Hay mucho de “bueno” en todo ESTO que está ocurriendo en este momento en los Estados Unidos de Norteamérica. Es obvio que el largo brazo de la porquería del siglo XXI no se arruga en hacer donde y como sea ESTO, para arrebatar el poder e implementar su plan de destrucción. ¿Está claro o lo pintamos con dibujitos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cuatro =