¡Esto se jodió!

Editorial / Venezuela RED Informativa

¡Claro que se puede! Es perfectamente posible compatibilizar cualquier simulacro de “elección” popular en Venezuela con la permanencia del señor Maduro en el poder.

Es muy simple. Una cosa es llevar a cabo una pantomima electoral en donde se “disputen” gobernaciones y alcaldías, que hace muchísimo tiempo no tienen ningún peso político de importancia ni mucho menos administrativo en Venezuela, y otra muy distinta es aquel viejo cuento del “cese de la usurpación” que apuntaba al desmantelamiento del siniestro gobierno bolivariano.

Por eso es que, el baile de disfraces electoral montado para noviembre ni pasa, ni toca, ni tan siquiera roza la esencia del centro del mal que gobierna en Venezuela. El señor Maduro y sus peligrosísimos aliados, no van a ser tampoco ni afectados ni importunados en su “desempeño” por cualquiera de los resultados ya decididos que la “metodología” Smarmatic produzca ese día.

Eso lo sabe y lo acepta sin ningún tipo de problema el actual Departamento de Estado de la Administración Biden/Harris. Realismo político seguramente dirán.

No hay dudas. En atención al respeto y al seguimiento de los arreglos con poderes más allá de nuestro hemisferio, que tienen que ver con la regencia del Burdel/Venezuela, los progres de la nueva Administración norteamericana están entregando nuestro país al mal y a los malos.

Ya pasó lo mismo hace unas cuantas décadas, a manos de otros liberares: abandonaron a Cuba a los mismos maleantes.

Entonces, en nombre de una ridiculez que da para todo, la autodeterminación de los pueblos, nos echan en el saco de lo más negro y más sórdido del bajo mundo internacional.

Así, el Departamento de Estado, valida y acepta cualquier resultado que se produzca en la fiesta electoral de noviembre, con la misma “resignación” que tuvo América ante la mega trampa electoral de noviembre pasado, con las boletas electorales viajeras y los votos electrónicos de la subsidiaria de Smarmatic, que llevaron a Joe Biden a la Casa Blanca.

Para buen entendedor muy pocas palabras. Si vemos el “asunto” Venezuela desde la esquina de Washington, para los que estamos adentro de este país, ¡ESTO SE JODIÓ!

¡Seguimos aprendiendo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 4 =