Exigen medida humanitaria para dos gerentes de PDVSA y otros detenidos en calabozos de DGCIM con covid-19

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

Los familiares de Aryenis Torrealba piden a la Defensoría del Pueblo, a la Fiscalía, a la Comisión Presidencial para la Atención de la covid-19 que las detenidas en DGCIM que dieron positivo a la prueba sean llevadas a un hospital centinela.

El Comité por la Libertad de Aryenis Torrealba y Alfredo Chirinos, gerentes de Pdvsa detenidos en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) tras ser acusados de entregar información confidencial de la empresa a los Estados Unidos, informó que Torrealba dio positivo para la covid-19, junto a otras cuatro compañeras de celda; por lo que exigen una medida humanitaria para ellas.

“Me siento muy mal, estoy descompensada”, le dijo Aryenis Torrealba a su abogada el pasado domingo 2 de agosto durante una breve llamada telefónica. A principios del mes de julio, se denunció que Torrealba y otros presos de la DGCIM tenían fiebre, dolor de garganta y síntomas de gripe y se inició una campaña para que se realizara un despistaje a todos los presos del lugar.

Esta solicitud fue atendida y se hizo un operativo de despistaje con pruebas rápidas. A Aryenis Torrealba se le hizo la prueba dos veces: en la primera oportunidad no se le mostró el resultado, unos funcionarios le dijeron que dio negativo y otros que el resultado era positivo. Ante las dudas, Torrealba insistió para que se le hiciera de nuevo el examen y ella misma constató que el resultado fue positivo para coronavirus.

Tras las exigencias de atención sanitaria para los detenidos en la DGCIM, a Aryenis Torrealba y a sus compañeras de celda se les hizo la prueba PCR el pasado 17 de julio y aunque no se les mostró el resultado, el 30 de julio fueron aisladas y se les comenzó a suministrar tratamiento.

Desde el mismo día en que las detenidas fueron llevadas a otro cuarto se les está suministrando dos pastillas de Lopiravil de 200 mg, Ritonavir de 50 mg, dos pastillas de cloroquina de 120 mg y el tratamiento se le suministra cada 12 horas. Torrealba le dijo a su abogada que los medicamentos le han ocasionado problemas estomacales como diarrea y deshidratación; por lo que pidió que se le llevara liolactil, omeprazol, pectobimol, suero y jugos. Tampoco se conocen las condiciones del lugar donde fueron aisladas.

Los familiares de Aryenis Torrealba y Alfredo Chirinos denuncian que los funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar no han sido transparentes en informar sobre el estado de salud de Alfredo Chirinos y Aryenis Torrelba, ni de los demás detenidos en esa sede.

El Comité por la Libertad de Aryenis y Alfredo exigen al Defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz; al fiscal Tarek William Saab, a la Comisión Presidencial para la Atención de la covid-19 y a la Comisión de Derechos Humanos de la constituyente interceder como garantes de los DDHH de los presos para que Aryenis Torrealba y sus compañeras sean llevadas a un hospital centinela para que sean atendidas en condiciones sanitarias adecuadas.

Desde que se inició la cuarentena el pasado mes de marzo por la pandemia del coronavirus, las visitas en todos los recintos carcelarios del país fueron suspendidas. La familia de Aryenis teme por su estado de salud y pide al Estado garantizar la vida de los detenidos, ya que en la DGCIM “no hay ni un médico”, asegura Iracara Chirinos, hermana de Alfredo Chirinos.

Iracara dice que no hablan con Alfredo Chirinos desde el pasado jueves, cuando les informó que «estaba bien». Teme por Aryenis Torrealba, a quien hace dos semanas se la había llevado salbutamol y quien manifestó estar «descompensada». Igualmente, desconocen si ante los casos confirmados de coronavirus, a los demás detenidos se les realizará la prueba de despistaje.

El viernes 5 de junio, Pedro Eusse, Hanoi Rosas, Yul Jabour y Oscar Figuera, junto a las hermanas de Alfredo Chirinos y de Aryenis Torrealba, y Antonio González, integrante de la organización Surgentes, defensora de los derechos humanos, estuvieron en la DGCIM para constatar el estado de salud de Torrealba y Chirinos; y aunque no pudieron visitarlos, supuestamente por las restricciones especiales por la cuarentena establecida por la pandemia de la covid-19, acordaron algunas medidas para ambos.

Los representantes del Partido Comunista de Venezuela fueron recibidos hace dos meses por el general de división Carlos Terán, director de investigaciones de la DGCIM, quien permitió ingresar la comida y algunas cartas para los detenidos y, además, se comprometió en ese momento a permitir que ambos se comuniquen regularmente con sus familias, con una llamada a la semana. También se acordó que el miércoles 10 de junio, la abogada pueda visitarlos. Los detenidos llegaron a estar 29 días incomunicados y desde su detención, el pasado 2 de marzo, sus familiares los han visto una sola vez.

Los representantes del Partido Comunista de Venezuela indicaron hace dos meses que a nivel nacional existe preocupación por este caso, debido a que Aryenis Torrealba y Alfredo Chirinos se les han violado sus derechos humanos, desde el momento su detención irregular y con las torturas a las que fueron sometidos al llegar a la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar. Esta comisión aseguró que continuarán con el seguimiento del caso para ser garantes de que se cumpla el debido proceso.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, exigió este martes 4 de agosto al Estado venezolano que se informe sobre el estado de salud de los presos políticos recluidos en los calabozos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar y garantizar el derecho a la salud. “La dictadura es responsable de sus vidas”, sentenció.

“La situación de salud de todos los presos en la DGCIM tiene que ser esclarecida inmediatamente y garantizada su atención y derecho a la salud. La dictadura es responsable de sus vidas”, escribió vía Twitter el secretario Luis Almagro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 2 =