¡Fin de mundo!

Editorial / Venezuela RED Informativa

Si el Partido Comunista Chino sanciona a varios personajes de la vida política norteamericana, con el cuento de estar interviniendo en el espinoso asunto de la autonomía de Hong Kong.

O si los tribunales de justicia islámicos iraníes son capaces de juzgar y condenar de una vez y en ausencia a Donald J Trump, por ordenar la aniquilación de uno de sus más feroces generalotes.

O si el Tribunal Supremo de Justicia de Maikel Moreno condena las acciones de la Oficina Oval en contra del libre desempeño mundial de la MAFIOCRACIA venezolana, y lo entiende como un acto de agresión a nuestra “inviolada” soberanía.

Entonces es que estamos todos en presencia de un muy empobrecido sistema internacional, que solo se mueve con señalamientos y chismes de vecindad, sin mayores repercusiones o consecuencias a nivel mundial.

Así las cosas, China continuará evitando asumir su responsabilidad directa sobre la propagación de la pandemia.

Los iraníes se mantendrán en el propósito de salvarle el pellejo a la Porquería del Siglo XXI.

Y el TSJ de la revolución bolivariana denunciará a la siempre ambigua Comunidad Europea de metiche y pro-yanqui, por ocurrírsele a última hora declarar que ni aprueba ni aceptará los resultados de los comicios parlamentarios en Venezuela.

¡De locos! ¡Fin de mundo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 11 =