FMI prevé más inflación, contracción del PIB en 10% y decrecimiento económico en Venezuela

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa

Según se desprende del último informe de previsiones macroeconómicas del Fondo Monetario Internacional (FMI), la inflación en Venezuela se elevará hasta en 5.500% en 2021, e incluso para el año 2022, coloca a Venezuela como el país con la mayor inflación del mundo. El ente multilateral estima que la economía venezolana se reducirá en un 5% y que el PIB se contraerá en un 10%.

Según los datos del Fondo, el país suramericano es único en el mundo en algunos aspectos económicos, las tasas de crecimiento, por ejemplo han sido negativas, desde el 2014, justo un año después de que Maduro ascendió a Presidente.

Para el organismo, la inflación no es el único problema importante en la economía venezolana, el Producto Interior Bruto (PIB) del país, según pronósticos del Fondo, sufrirá una contracción del 10% en 2021, la caída más abrupta del mundo para este año.

La inflación venezolana ha sido constante, desde el año 2013 y se ha situado de forma recurrente, en niveles muy por encima del resto de los demás países, los cuales han llegado a alcanzar el 65.374% y el 19.906% en 2018 y 2019.
Para contrarrestar este cuadro de inflación permanente, llamado por los especialistas estanflación, es decir, hiperinflación estancada, el régimen de Nicolás Maduro implantó tres nuevos billetes de 200.000, 500.000 y un millón de bolívares, para ampliar el esquema monetario y optimizar al bolívar, que es hoy la moneda más devaluada del mundo, pero estos tres billetes juntos no llegan al valor de un dólar, en una economía precisamente dolarizada.
El nuevo billete de un millón de bolívares equivale en realidad a 100 billones de bolívares, tras las dos reconversiones monetarias, en las que se eliminaron ocho ceros a la divisa.

El organismo multilateral ha advertido que sus proyecciones en torno a la economía venezolana, deben ser interpretadas con cautela, en virtud de la falta de información y los niveles de ocultamiento de cifras y datos, por parte de las autoridades venezolanas, ante una economía muy alterada, que no funciona con normalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 7 =