Francisco es el nuevo guardián de la Revolución Cubana

Pablo Marcial Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa

Los jerarcas de la tiranía cubana, como ya no pueden usar las botas de  Fidel Castro y Raúl, tienen la figura de Francisco como guardián de la revolución, quien desde Italia, cuida una cosa que fracasó y que está convertida en un esqueleto moribundo.

Francisco pretende conservar a esa tiranía, que ha hecho tanto daño. Él es adorado en este momento como el Comandante Supremo de la Revolución Cubana, para conservar a ese régimen, pero por más experiencia que Francisco tenga, más temprano que tarde, la juventud cubana se impondrá sobre el ortodoxo esquema: “socialismo, patria o muerte”, con la nueva consigna: “patria y vida”.

Recordemos que la Revolución Cubana fue producto de un Acuerdo internacional entre la URSS y los Estados Unidos, en tiempos de Eisenhower.

Con esa estructura de poder por ejemplo, sacaron del juego al general Ochoa que quería cambio, igual como se deslastraron de una figura como Camilo Cienfuegos y también esa misma estructura de poder sirvió para apoyar a Chávez y destruir a Venezuela, se introdujeron en Nicaragua y desde ese eje, luego de más de seis décadas están llegando a su fin.

En este momento, está clara la necesidad de reemplazo en la isla y la llamada Revolución Cubana, debe dar paso a las generaciones de relevo, ya pasaron los tiempos en que a Fidel le enviaban periodistas a la Sierra Maestra, para levantarlo como ícono y figura fundamental de esa revolución marxista, leninista, que ha llegado a su fin y que ya perdió su vida porque no late con la sangre joven, que pide en la isla con la fuerza de los disturbios callejeros: “Patria y vida”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + cinco =