Fuerza Armada y políticos (I)

César Guillén / Venezuela RED Informativa


Diálogo entre nosotros, la gente común

Siguen las muestras de negociaciones a espaldas del venezolano común, con la sorpresiva puesta en libertad de los presos políticos opositores. Nadie en su sano juicio está en contra de su libertad, por haber luchado contra la dictadura. Sin embargo, sin negarles sus derechos, es la presencia de algunos personajes en esa lista y las extrañas condiciones en que esto se produce, lo que llama la atención.

No se debe olvidar a los que han muerto en esta lucha, y que ya no pueden negociar. Se observa que los promotores de ella son cuestionados personajes políticos. No es la primera vez que los colaboracionistas inventan estrategias para reivindicarse con la población, ya hastiada de estos shows mediáticos, similar al de los partidos y sus líderes que ahora y que son perseguidos, después de 15 años de tranquilidad.

Observamos como extraño, que en la lista de presos políticos amnistiados no aparece ningún militar. A qué se debe esto, podríamos pensar que no merecen el mismo trato, o el odio inducido de la población civil hacia las fuerzas armadas gracias a este circo que hoy las comandan, llega hasta ese extremo. Es trágico, que, por el contrario, quienes han ayudado a perpetuar el régimen, ahora aparezcan como adalides de la lucha.

Existe una ansiedad que expresamos al llamarles “Militares corruptos” cuando están en el poder o “Militares cobardes” cuando están en la oposición, o la generalización de llamarles “inútiles” obviando posiblemente actuaciones más indecorosas de la clase política nacional. Se evidencia una contradicción de la sociedad, producto de la opresión, el desespero, o del sesgo mediático tarifado según sea la ocasión.

La presidencia interina, debe pronunciarse ante estos negociadores ilegítimos, pues nadie los ha empoderado de tal misión, y menos la de reducir toda esta tragedia a unas elecciones, que ya están negociadas. Turquía, es un país cuestionado en la comunidad internacional. Siguen las trastadas, solo con el vil afán de la cohabitación y la supervivencia de todos cuantos se han beneficiado junto a sus familias de este desastre.

FEDEPETROL-CARABOBO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − cinco =