Funciona

Editorial / Venezuela RED Informativa

Todo está bien sincronizado. Se trata de un mecanismo de relojería perfectamente engranado.

Tras el anuncio del Departamento de Estado norteamericano de abordar la situación de Venezuela a través de una solución electoral que lime las “diferencias”, Colombia sale a respaldar a la administración Biden/Harris y ofrece sus buenos oficios.

Al mismo tiempo Leopoldo López, arreglado con la MUDa allá en Madrid, se levanta como líder “indiscutible” de la oposición venezolana. Coincide en lo mismo. ¡Votos para sacar a la porquería del siglo XXI del poder!

Y así “todos contentos y fresquitos por dentro”, se pegan al señor Maduro. Y él, como nadie, desempeña un papel estelar en este circo de pulgas. Y el domingo, en otra de sus aburridísimas peroratas, se desgrana en insultos, improperios y abominaciones en contra de López. ¡Aquello da gusto! Una perfecta sincronía musical, para que bailen “los dos ligaditos” en la eterna política para cretinos que se hace siempre en la República Bolivariana de Venezuela.

Está más que comprobado. La política doméstica en Venezuela está diseñada solo para imbéciles. Es una eterna cartilla, una y mil veces repetida, para el adiestramiento de cretinos o de chimpancés.

Cuesta creer que tanta estupidez junta y reiterada nunca haya sido reditada ni mejorada para aumentar su eficiencia. No se cansan los mismos pajarracos de siempre de alcanzar el mismo objetivo: ¡Nada!

Así, con el circo ya montado, la nueva administración norteamericana hace inmejorablemente su papel bajo la Gran Carpa: ¡Anuncia en la pista a Smarmatic!

El inquilino actual de la Casa Banca, en sus ratos de lucidez, debe “apreciar” esa atracción. Al final, gracias a “ellos”, es que puede colgar su ropita en los closets de esa vivienda.

Total, ¡FUNCIONA!

Pero no nos caigamos a cobas. El “logro” no consiste en la recuperación de las libertades civiles o personales o políticas confiscadas en Venezuela desde hace muchísimos años. Lo que se acerca en Venezuela es un simple reparto de poder. Un “arreglo” que permitirá ampliar la pequeña membresía de mafias que comparten una botella vacía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × uno =