Funerarias y cementerios adaptan horarios en Venezuela por covid-19

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

Las funerarias y los cementerios adaptan sus horarios y rutinas de trabajo según lo establecido por el Ministerio del Poder Popular para la Salud y la Cámara Nacional de Empresas Funerarias y Afines (Canadefu), ante las medidas preventivas que han establecido en el país para controlar la propagación del covid-19.

En un recorrido que se realizó en diferentes funerarias de la ciudad de Caracas se constató el acatamiento a esta nueva normativa. En la Funeraria Nancy, ubicada en la avenida principal de El Cementerio, se establecen dos horas de velación por servicio y, además, solo permiten un máximo de cinco personas dentro de la capilla, así como el uso de tapaboca y guantes.

Esta funeraria dentro del servicio que ofrece incluye el ataúd, traslado del fallecido y la legalización de los documentos, es decir, está trabajando con normalidad lo único que cambia son las horas de velatorio “Nosotros nos encargamos de todo el proceso como siempre, buscamos al cadáver, lo preparamos, lo llevamos al cementerio para el entierro o cremación, según elijan los familiares y también nos responsabilizamos de la legalización de los documentos”, explicó William Guzmán, encargado de la Funeraria Nancy.

En cuanto al costo del servicio, Guzmán aclaró que se puede pagar en bolívares o divisas, al cambio de la tasa del día, por ejemplo, el único servicio que están ofreciendo tiene un valor de 15 millones de bolívares, lo que representa al cambio en divisas 120 dólares aproximadamente.

Guzmán aclaró que el mismo se encuentra sujeto a cambio, dependiendo del incremento del dólar, al tiempo indicó que por medidas de seguridad antes de la contingencia del coronavirus, no aceptan acompañamiento nocturno del cuerpo. Explicó que, si el fallecido cuenta con algún seguro, la compañía contacta a la aseguradora para comodidad de los familiares ante el momento tan difícil que atraviesan.

Por su parte, la Funeraria Virgen del Valle, ubicada en la avenida Nueva Granada, también ajustó las horas de velación ante las medidas preventivas por el virus.

El coordinador de servicios de la funeraria, Deibys Ángel, informó que el tiempo de velación en las capillas es de máximo cuatro horas y permiten hasta 10 acompañantes. “Todas las personas que ingresen a la capilla deben tener su tapaboca y guantes. También se habla con los familiares que tienen que permanecer a un metro de distancia dentro de las instalaciones”, apuntó.

Asimismo, Ángel destacó que el presupuesto para cada familia se ajusta a las posibilidades y necesidades de cada una. Agregó que el costo de una urna básica es de siete millones 500 mil bolívares; el servicio de la capilla con café cuesta dos millones de bolívares; la búsqueda del cuerpo y traslado al cementerio más cercano (Cementerio General del Sur) está por los cinco millones, aproximadamente, esto dependerá de las distancias de cada ruta.

El coordinador del servicio agregó que la funeraria ofrece asistencia a los familiares para tramitar la documentación pertinente, por un costo de 800 mil bolívares. “Hay que agregarle el costo del equipo sanitario desechable para manipular el cuerpo y la preparación formólica del fallecido que son como dos millones y medio de bolívares”, dijo.

En cuanto al servicio de entierro o cremación, Ángel aclaró que la funeraria ofrece un paquete adicional y que los precios oscilan entre 13 millones con parcela, para la sepultura en el Cementerio General del Sur y que la cremación en el Cementerio de Charallave es un poco más económica, sin precisar este último.

La Funeraria Vallés, ubicada en la avenida Los Jabillos, también ajustó los horarios de velación en las capillas y por la contingencia sanitaria no permiten acompañamiento nocturno, que anteriormente era posible con 3 personas, informó Rafael Berroterán, encargado del centro velatorio.

Asimismo, Berroterán explicó que ofrecen un servicio básico que consta de 4 horas de velatorio en las capillas, preparación del cuerpo (arreglo y maquillaje), traslados y carrozas por un valor de 53 millones de bolívares. Destacó que permiten cinco personas dentro de las capillas y que se pueden alternar, así como el uso obligatorio de guantes y tapa boca. “Estamos acatando las medidas impuestas por el Gobierno Nacional, por eso se tiene un control de la cantidad de personas dentro de cada capilla”, manifestó.

Duelo en tiempos de coronavirus

Las reuniones de un gran número de familiares en estos espacios pueden suponer un foco de transmisión, por tal motivo se debe evitar los abrazos y saludos habituales, como darse un beso o estrecharse las manos.

Ante estas nuevas rutinas deben adaptarse todas las familias que necesiten velar o enterrar a algún ser querido en estos momentos de pandemia mundial.

Jesús Useche, quien se encontraba en el sepelio de un familiar en la funeraria Virgen Morena, ubicada en la calle Los Higuerotes de El Cementerio, manifestó que, si de por sí el fallecimiento de un hermano o un sobrino es duro, en estos momentos en el que hay tantas limitaciones para evitar la propagación del coronavirus, se convierte la situación más difícil de sobrellevar.

“Por ejemplo mi familia en su mayoría se encuentra en Valencia, es imposible que ellos puedan venir a acompañarnos en el entierro de mi familiar porque no hay paso en las carreteras y los pocos que estamos no nos podemos ni abrazar. ¿Cómo hace uno para evitar eso? Ves llorando a un familiar y ¿no lo puedes ni tocar? Es duro”, expresó Useche.

Teresa Duarte, quien perdió a su esposo empezando la cuarentena social y voluntaria, manifestó que pudo velar a su esposo sin restricciones porque estaban comenzando los casos en el país, pero que no logró terminar el novenario en la iglesia de su comunidad. “Mi familia tampoco me pudo acompañar en el rosario que le ofrecí a mi esposo desde la casa, solo mis vecinos más cercanos estuvieron conmigo esos días y como debe ser, sin tocarnos mucho y lavándonos las manos a cada rato”, agregó Duarte.

Cementerios de Caracas

La ciudad capital cuenta con dos cementerios: Cementerio General del Sur y el Cementerio del Este; el primero se encuentra abierto hasta la 1:00 p.m. y el otro en horario corrido hasta las 4:00 p.m., respectivamente.

En el caso del Cementerio General del Sur, ofrece atención al público desde las 8:00 a.m., no hay restricciones al entrar y los visitantes pueden dirigirse a la tumba de sus seres queridos sin problemas.

César Vásquez, trabajador del camposanto, informó que si las personas cuentan con la parcela solo deben pagar el sepulcro que tiene un costo de seis millones de bolívares, aclaró que no tienen capillas para el velorio, pero se apoyan con las funerarias más cercanas.

En el caso del Cementerio del Este, ofrecen sin restricciones, distintas horas de velatorio a sus usuarios; por ejemplo, disponen de paquetes desde 2 a 24 horas. La más accesible que corresponde a menor tiempo en la capilla es de 36 millones de bolívares para cremación, y 57 millones para entierros.

Sandra Págamela, asesora de presupuestos del camposanto, aclaró que los servicios de velación no incluyen el costo de la cremación y de los entierros. Por ejemplo, las familias deben pagar aparte de lo antes expuesto, 31 millones por la incineración y 36 millones por la inhumación, más 19 millones el costo de la lápida. En el caso de las familias que no cuenten con parcelas en este cementerio y desean comprar una, deben pagar 194 millones.

Fallecidos por covid-19

Freddy Molina, encargado de la Funeraria Virgen Morena, ubicada en la calle Los Higuerotes de El Cementerio, indicó que hasta los momentos no le han llegado casos de fallecidos por covid-19. Además, destacó que estos cuerpos solo pueden ser responsabilidad del Gobierno Nacional.

“Es lo mejor porque si el número de fallecidos aumentan drásticamente como en otros países por ejemplo nosotros no podríamos asumirlos, debido a que tenemos problemas con el material para adquirir las urnas; por ejemplo, las vidrieras y la empresa de las telas no están trabajando”, añadió Molina.

Ante esta posibilidad, Joel Urribarri, presidente de la Cámara Funeraria (Canadefu), informó que obligatoriamente se deben cremar los fallecidos por covid-19 y que es válido la figura de la inhumación en fosa común como alternativa en el caso de las regiones que no cuentan con este servicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 1 =