Gatos

Editorial / Venezuela RED Informativa

Hasta la mafia funciona con códigos y formas de honor. Los pillos del siglo XXI y la Alianza, en cambio, se despedazan con las puertas y las ventanas abiertas. No tienen normas. Ninguna de las dos pandillas guarda las más mínimas formas. El bajo mundo debe sentir pena ajena al ver cómo funcionan entre ellos. ¡Para los malos de la tierra, los “unos” y los “otros” deben dar pena ajena!

Jorge Rodríguez denuncia a Juan Guaidó y a sus parásitos por cogerse cerca de 60 millones de dólares de los “aguantados” por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC). Parte de los fondos de la República, que Donald Trump hizo que cambiaran de firma.

La plata de la que habla Rodríguez, supuestamente, tiene como destino la compra de la vacuna contra la peste china. Pero con un importante sobreprecio, lo cual debe, seguramente, ser también cierto. De eso y andar pelao antes de la revolución, que le pregunten a Jorge. ¡Él sabe muy bien de eso! Es un “artista” en las maneras y trucos para saquear a un país.

Aunque la gente de la Alianza tiene también una dilatada experiencia en chuecos, ayudas robadas, dólares CADIVI y arreglos con enchufados. Ambas pandillas han afinado sus mecanismos de predación sobre el país con exquisita evolución.

El asunto es que acá, en Venezuela, hace años nos dejamos de las niñadas aquellas de las lealtades automáticas. La “seguridades” sobre la bondad y las buenas intenciones de los “otros”. Acá, en Venezuela, ya creemos cada vez menos en “esa” gente porque sí, o por lo que nos dicen ellos mismos que están haciendo por todos “nosotros”.

Sobre todo, cuando el primo de Guaidó, otro pobre expobretón de la Guaira, se pasea por las calles de Miami en un tremendo Mercedes Benz jugando a ser libertador de la patria.

¡No lo tienen fácil!

Acá, en Venezuela, no se salva muñeco con cabeza que esté en las vueltas de los hampones que saquean lo que queda de país.

Es que a Guaidó, Leopoldo, Borges, Rodríguez, Diosdado, Maduro y Cilita los metes a todos juntos en una licuadora y no sale ni un kilo de comida para GATOS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + 10 =