Gentuza del petróleo

Editorial / Venezuela RED Informativa

Quizás, y como mucho, el Complejo Refinador de Oriente en Puerto La Cruz, estará produciendo unos 15 mil barriles de combustible al día. La refinería esta también, entre las manos de los mismos zamuros que “custodian” las estaciones de servicio en todo el país. Desde hace varios años las NARCOFUERZAS armadas bolivarianas, “funcionan” como una versión chapucera de profesionales en crudo. Ellos son la actual GENTUZA DEL PETRÓLEO.

De esa manera, una maravillosa y no declarada fuente de ingresos en dólares, se queda en los bolsillos de tantos y tantos generalotes que ha producido la revolución. No todos están en las drogas; muchos han inventado miles de otros negocios sucios. ¡Emprendimientos, dirían los españoles!

Además, a falta de tropas que “jefear”, buenos son los tubos, las calderas y los cacharros convertidos en chatarra con que tienen que lidiar. Pues en “eso” han convertido hoy en día estos miserables al parque petrolero de lo que una vez fue una de las más poderosas industrias de ese negocio a nivel mundial.

Así pues, que estos renacuajos, instruidos en la potente refinería de Cienfuegos, dicen ya estar casi listos para nivelar la producción de combustibles, y así satisfacer la demanda interna, y los negocios sucios que maneja PETROCUBA.

Pérez-Canel, que acaba de denunciar en pleno congreso de su partido el alto costo que le ha producido la relación de Venezuela a su exitosa revolución, ya verá si acepta y recibe los próximos embarques del “destilado” criollo.

Pero la verdad es que, por más que quieran, los componentes y mejoradores para preparar las diferentes mezclas de refinación ya no se producen en el país. Contamos nada más que con peligrosísimos alambiques destartalados, que solo realizan las funciones básicas del proceso de refinación.

Ahora, quienes se guardan celosamente y bajo siete llaves la tecnología clave para la preparación de los componentes críticos del negocio de los combustibles, son los iraníes, los chinos y los rusos. Y ellos, todo lo venden. Todo lo “intercambian”. Nada regalan.

¿Se entiende entonces un poquito mejor, el ejercicio de predación colectiva sobre minerales y riquezas expoliadas allá, en el Arco Minero venezolano? ¿O lo pintamos con dibujitos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cinco =