Huérfano

Editorial / Venezuela RED Informativa

Lo poco de las reservas operativas de todos los venezolanos en dólares con que aún cuenta el BCV, será aspirado por el Departamento del Tesoro y de Justicia de Norteamérica, para acabar en alguna cuenta de la Reserva Federal. Para ellos, al final, se trata de dinero del narcotráfico. ¡Así de sencillito!

Con toda seguridad será guardado para mejores causas, cuando termine la pesadilla del siglo XXI. Como ocurrió con la plata del Zar o con los reales del depuesto Sha, cuando grupos de facinerosos y dementes asaltaron el poder en Rusia e Irán.

Porque el Estado norteamericano no reconoce ni acepta a los representantes de las mafias del siglo XXI, como cuentadantes de Venezuela. Para América solo son individuos solicitados por la justicia, sobre los cuales tienen precios sus cabezas.

Por cierto, tras acertadas conclusiones, tampoco es que consideren como “buenos” a los individuos del gobierno de la “transición”, que no va para ningún lado.

La América de Donald Trump sigue entendiendo e interpretando a Venezuela en su exacta dimensión: un Estado Forajido regentado por múltiples bandas del crimen desorganizado del planeta, que utiliza descaradamente la fachada de un país “soberano” para delinquir de manera global, sin ningún elemento serio y sustentable de contrapeso en su dimensión de lo político. ¡El país está huérfano!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − tres =