Imaginario

Editorial / Venezuela RED Informativa

La Asamblea Nacional, a finales de año, se pasa a virtual. Un asunto de “cuentas” para hacer repetir la exitosa gestión de Juan Guaidó, y permite el voto en remoto de los diputados en el exilio, en la clandestinidad o fuera de combate por el NARCOGOBIERNO.

Sin dudas una “ocurrencia” brillante, solo que con casi cuatro años de atraso. Desde el año 2015 el régimen está montado en meter en cintura a un Parlamento que por sí mismo “permitió” su composición y estadística, para así mantener una delgada capa de barniz democrático en Venezuela.

Un par de semanas antes de acabar el fracaso del año 2019 para recuperar la libertad del pueblo venezolano, Gobierno y Oposición se enfrentan en un ring de lucha libre, tan falso como las maromas de Ka-Cha-Kas-Kan. Tan imaginario y virtual como la presidencia interina, que solo resultó de utilería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × tres =