Infieles

Editorial / Venezuela RED Informativa

Por cierto, ¿qué tanto espera la oposición MUD para “abordar” al país más allá de los micrófonos y de las bravatas por Twitter?

Todo indica que los fósiles de los devaluados partidos políticos que nos llevaron a “esto” hace algo más de 20 años, continúan en una permanente Luna de Miel con la porquería del siglo XXI.

Entre promesas de maridos infieles de repartirse el poder entre los dos bandos, el país se deshilacha.

La institucionalidad, quebrada en todos los espacios, no está funcionando. Las universidades, las cámaras y las organizaciones de naturaleza civil, forman parte del camposanto que montó el Difunto.

Solo queda Pueblo. Y es ese Pueblo con lo único que cuenta la Resistencia en Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =