Inteligencia

Editorial / Venezuela RED Informativa

Pensar que la porquería del siglo XXI no está tratando de negociar su permanencia en el poder a través de hacerle ojitos al Departamento de Estado norteamericano resulta ingenuo.

Si el mismo Rafael Lacava un par de años atrás “conectó” a la poderosa comunidad mormona de Utah para rescatar a un tonto que le dio por casarse con una venezolana, aquel que terminó como rehén del Sebin, y consiguió retratarse en la Casa Blanca con senadores y mucha gente decente, cualquier posibilidad de “puente” es probable.

Si lo hizo él, cualquier otro maleante del régimen puede hacer el intento. ¡Todos somos hijos de Dios!

La total decadencia de la maquinaria propagandística de la MUD solo cuenta con las voces de siempre. Que, como siempre, no-dan-una. Sin logros reales de un liderazgo en cuarentena, nada más se dedican a refreír las mismas boberías que suelta por su adicción a los micrófonos, cualquier medio o alto funcionario estadounidense.

El “nuevo” equilibrio del poder tras la Peste China, estará pegado a las enormes fuerzas económicas que moverán al Mundo del Día Después. Y, China, agotada en esta parte del hemisferio occidental, seguramente no hará de sus preferencias por la NARCOCRACIA venezolana, un asunto de honor. ¡La inteligencia no está en un solo lado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 20 =