La activa Kendal cuenta ahora aún más con la aliada presencia de venezolanos

Alfonsina Ríos / Venezuela RED Informativa

La pujante zona urbana de Kendall al Sureste de Miami, ha visto últimamente la presencia amiga de numerosos venezolanos, que no sólo se han residenciado en esa hermosa, hospitalaria y agradable localidad del estado de Florida, donde la presencia latina ha jugado un rol importante llenando de calor tropical a la ciudad, por ser asentamiento de cubanos, colombianos, nicaragüenses, sino que estos venezolanos en su mayoría se hallan también contribuyendo con sus empresas al desarrollo económico de la ciudad.

Aunque los venezolanos han sido forzados a salir de Venezuela por la crisis política, social y económica que atraviesa el país petrolero, sin embargo, llevan en su mente y corazón el deseo de superación, aportar al desarrollo donde son acogidos, vivir en un país de libertades y buscar una mejor calidad de vida que les permita ayudar a sus parientes que han dejado en su país de origen, en ese régimen generador de miseria y terror a su pueblo, el cual, dejan atrás. Sueños que pudieran compararse a los de tantos cubanos y nicaragüenses, quienes también tuvieron que salir de sus naciones por las nefastas tiranías.

En Kendall, junto con Doral y Weston, son las localidades al sur de Miami, donde se residencian la mayor cantidad de los llegados de otros países, así como de venezolanos. Son ciudades que brindan seguridad, y el venezolano puede compartir y aprender mucho de otros latinos que han tenido la suerte de ser cobijados en esas urbes estadounidenses.

Pero para hablar de Kendall que mejor que los testimonios de los propios venezolanos que viven día a día y sienten el calor humano de la localidad, de ellos existen numerosas demostraciones de afectos hacia esa ciudad, así tenemos casos como el empresario zuliano, Víctor Hugo Carvajal, quien ve a la ciudad desde este ángulo:

“Kendall es una zona de baja criminalidad. Aquí hay calidad de vida y se siente el calor latino. Me vine en el año 2008 con mi esposa y dos hijas. Afortunadamente nos establecimos en esta acogedora localidad, donde podemos compartir con los cubanos y nicaragüenses, entre otros latinos que conocen los nefastos gobiernos autoritarios. De estos hermanos hemos aprendido mucho”.

La valenciana Angélica Díaz, nos cuenta que se establece en Miami desde julio de 2004. “Nos radicamos en Kendall donde funciona Q’ Hubo Café, nuestro negocio identificado con Colombia y Venezuela. Aquí hemos encontrado verdaderamente el sueño americano. Hammocks, donde estamos, es un lugar muy bonito y agradable. Respecto a Venezuela, le pido a Dios que mejoren las cosas. Se le ha hecho mucho daño al país. Diariamente vemos en este café caras nuevas, son personas que están llegando, huyendo de la crisis. Tengo mucha fe en que las cosas cambiarán para bien. Entendiendo que se tomará mucho tiempo para restablecer la normalidad”.

Las valencianas Mónica, Angélica y Erika Díaz

Félix Hernández nos habla de su experiencia “Era enfermero en Caracas, trabajaba para el Hospital Clínico Universitario, pero lo que ganaba no me alcanzaba para mantener a mi familia, hasta que un día, aprovechando que teníamos visa de Estados Unidos, convencí a mi esposa y nos vinimos en julio del año 2016, desde entonces estamos en Kendall. Esto es una bendición. Nos gusta mucho por su tranquilidad y la vegetación. Con relación a mi país, siento mucho dolor por lo que está ocurriendo, diariamente hablo con mi mamá y me cuenta que todo está caro. Ella sale y deja el celular porque se lo pueden quitar. Dios quiera que se logre el cambio… hasta cuándo esta gente… Han acabado con toda una nación”.

Víctor Hugo Carvajal

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: