La burla del nuevo aumento salarial de Maduro: ¿Qué se compra con eso?

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

Es una falta de respeto el nuevo aumento salarial de la dictadura del Socialismo del Siglo XXI, y esto que nos están aplicando a los venezolanos SI ES NEOLIBERAL y mucho más rudo que el paquete del Fondo Monetario Internacional que iba a implementar el presidente Lenín Moreno en Ecuador, por la cual el gobierno en pleno de Maduro se rasgó las vestiduras este fin de semana por las redes sociales. Y acusaron a Moreno de asesino, vendido al imperio y del FMI.

Ciento cincuenta mil bolívares es el nuevo salario mínimo y las pensiones, más un bono alimenticio para los trabajadores activos de 150 mil bolívares, que entre los dos montos suman al mes ¡300 mil bolívares! El costo diario para “medio comer “un día para una familia de 4 personas es de 200 mil bolívares por día que al mes son 6 millones de bolívares, como lo expresó y lo comprobó ante los medios de comunicación con productos en manos Hilario Ramos, Secretario Sindical Nacional de Copei, el viernes 11 de octubre en Cujicito, Urbanización El Bosque, este de Caracas.

Un kilo de carne cuesta ¡hasta este lunes 14 de octubre! 55.000 Bs. Un kilo de queso blanco duro: 67.000 Bs…Un cartón de huevos: 80.000 Bs…El kilo de pollo vale 40.000 Bs. Un kilo de tomates: 35.000Bs 900 gramos de detergente para lavar la ropa y lo que sea: 110.000 Bs…Un litro de cloro: 36.000 Bs o 42.000 Bs. Una consulta odontológica en BANDESIR (que es una organización sin fines de lucro) vale 60.000Bs hasta hace una semana. Una consulta médica en el área oncológica cuesta 40 dólares hasta hace una semana.

Para el gobierno, la gente no se baña ni se lavan los dientes, porque un jabón de tocador y una pasta dental cuestan un ojo y parte del otro. Es decir que seguiremos la mayoría de los venezolanos en pobreza extrema y sin acceso a la higiene personal y del hogar. Sin acceso a las medicinas. Sin acceso a un par de zapatos.

Y las ridículas hallacas con pan de jamón que dijo Juan Guaidó que nos íbamos a comer los venezolanos para estas navidades, se las irán a comer él, los del Jet Set de la oposición y los del Jet Set del Chavismo, del PSUV y del alto mando militar de Padrino López. Los pendejos, que somos la mayoría en Venezuela o los pobres de la diáspora, que no son hijos de “Papá y Mamá” (cúpula con mucho dinero de la oposición y del gobierno) nos seguiremos comiendo un cable.

…Seguiremos recogiendo agua, cargando bombonas, prendiendo velas cuando se va la energía a cada rato. Y seguiremos ¡atrapados! los de Caracas en los túneles del Metro, cuando se descarrila un tren o se va la energía…Y los pobres martirizados del Estado Zulia seguirán bajo el infierno de Dante (sin energía y sin aire acondicionado) y con una escasez de alimentos de más del 64%…

Seguiremos los venezolanos dejando abandonados a nuestros difuntos en los destartalados hospitales públicos, porque enterrar o cremar a alguien es también un lujo. Solamente cremar a una mascota cuesta 200 dólares.

Vamos bien mal. Ni ha habido cese de la usurpación, ni vinieron los marines ¡ni vendrán! El 2020 lo recibiremos con un puré de yuca en la mesa adornado con algo de cilantro y si el aumento salarial de octubre alcanza para el mes de diciembre, tal vez podremos hacer una limonada.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: