La ciudad de Coro desbordada por aguas negras

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa

Mientras hay un decreto de pandemia, desde hace más de un año en Venezuela, la ciudad de Coro se encuentra desbordada por aguas negras, a causa de la existencia muchas tanquillas tapadas, que han vertido sus calles de aguas servidas, generando la migración de sus lugareños, porque no hay respuesta gubernamental. La mayoría de las tuberías colectoras de aguas, para las cloacas están inservibles y desbordan de aguas servidas, las calles de la ciudad que es Patrimonio Histórico de la Humanidad. Sus calles en barrios y urbanizaciones, como por ejemplo en la urbanización la velita 4, en la parroquia San Antonio de Coro, entre muchas, son pruebas del desbordamiento de aguas servidas. Sus habitantes tienen casi un año respirando excrementos sólidos en fase gaseosa.

Las comunidades afectadas en la capital del estado Falcón ya hicieron el protocolo burocrático y los reclamos pertinentes, ante las autoridades y ya se realizaron diagnósticos de necesidades, mesa técnica de agua, comunicación escrita a Hidrofalcón y hasta reuniones con las UBCH. En los medios de comunicación de la región se han manifestado y nada de eso ha bastado, para que la hidrológica resuelva su obligación como ente rector de la problemática de agua potable y agua servida para el estado.

Por otra parte, los lugareños sufren un severo racionamiento de agua potable (sólo aparece el vital líquido 2 veces a la semana por 12 horas), y ante ello no hay respuesta eficiente por parte de las autoridades, a pesar de los efectos que en materia de salud, genera esta realidad, para los niños y ancianos, por ejemplo

De hecho ya hay muchos niños con enfermedades en la piel y vecinos de la tercera edad con alergias respiratorias, entre otras secuelas. La amenaza de enfermedades respiratorias y otras patologías, producto de la exposición a las aguas servidas tienen angustiados a las familias que viven frente al manantial de agua negras y lo que están haciendo es migrar de la zona por la ausencia condiciones sanitarias para vivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 4 =