La dictadura cubana impone la represión en las calles

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa

En la madrugada de este martes, el escuadrón de las temibles boinas negras del régimen cubano, fue desplegado por órdenes de Díaz Canel, para reprimir las protestas del pueblo cubano que lucha por su libertad. El jefe del régimen convocó a una guerra civil, llamando a los sectores revolucionarios de la isla, a defender la revolución contra los cubanos que se restearon en las calles.

El grupo armado anduvo por las calles, tras cortar el servicio de internet y la luz eléctrica, con el objetivo de ocultar hacia el exterior, lo que sigue ocurriendo en la isla.

La dictadura comunista sigue haciendo uso de la fuerza y de la represión, para repeler las históricas protestas que se han llevado a cabo en varias ciudades del interior de Cuba y en La Habana.

El régimen que tiene más de sesenta años, ha desplegado una vez más los escuadrones de choque, con los que la dictadura siempre ha sometido a la población desarmada de la isla.

Los cubanos siguen en las calles y cientos están detenidos o recibiendo torturas, como cada vez que salen a las calles. Una vez más, la dictadura comunista acciona la represión contra los ciudadanos indefensos.

Brigadas gigantescas de boinas negras, han golpeado y lanzado gases lacrimógenos contra el pueblo, que a esta hora no cede, ya muchos activistas, sin embargo, han sido aprehendidos por las fuerzas represivas del Estado cubano y aún siguen sin comunicaciones, ni electricidad, ni internet.

Los cortes de electricidad y el bloqueo de internet, están siendo la herramienta con la que una vez más, el régimen sofoca las protestas, pues el hermetismo le ha facilitado siempre a la brutal dictadura, la permanencia en el poder por más de seis décadas.

El pueblo cubano está protestando de forma inédita en esta oportunidad, son cientos y miles que han rodeado el Capitolio, la Plaza de la Revolución y el Malecón, pero también ha habido refriegas y descontento en las calles de las zonas rurales como San Antonio de los Baños, que fue donde comenzó la protesta el domingo en la tarde.

Los cubanos protestan por el hambre, el desabastecimiento, la inflación, la falta de luz, la crisis sanitaria causada por el coronavirus y la ausencia del internet.

En este ambiente de lucha que han emprendido los cubanos, el dictador de turno de la isla, que impuso Raúl Castro, es decir, Miguel Díaz Canel amenazó al pueblo por televisión: “Estamos dispuestos a dar la vida. Tienen que pasar encima de nuestros cadáveres, si quieren enfrentar a la revolución. Estamos dispuestos a todo”.

Y agregó: “No vamos a permitir que ningún contrarrevolucionario, mercenario, vendido al imperio estadounidense, vaya a provocar desestabilización”.

“Habrá una respuesta revolucionaria. Por eso convocamos a todos los revolucionarios comunistas a que salgan a la calle, donde se vayan a producir estas provocaciones y enfrentarlas con decisión”, dijo el dictador.

Imagen
Imagen
Imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − 3 =