La distorsión del socialismo latinoamericano

César Guillén Citterio / Venezuela RED Informativa

Diálogo entre nosotros, la gente común

“El Marxismo es una religión horizontal. El pueblo generalmente quiere el bien, pero no siempre lo ve” 

El socialismo real tal como existió, en la Europa del este e insiste en renacer en América, se caracteriza por la estatización de los medios de producción. El capitalismo ha sobrevivido porque es dinámico y está ligado al trabajo enriquecedor, donde nadie produce a pérdida porque líquida el proceso productivo. La distorsión del trabajo productivo es el modelo socialista, que mediante la estatización lo mantiene centralizado. Cuando se agrupa la riqueza bajo el estado, es inevitable la burocratización y la manipulación de toda la sociedad.

Los dos gastos que toda sociedad controla, son el gasto burocrático y el gasto militar. Las sociedades socialistas  gastan enormes cantidades de dinero en ellas sin producir la riqueza necesaria, la Unión Soviética al tratar de igualar militarmente a USA, pero siendo una economía precaria, colapsó. Igual ocurre con Cuba, Nicaragua, Corea del norte y ahora Venezuela. Burocracia y Militarismo son equivalentes, inseparables y constituyen un fracaso. Ellas absorben los excedentes, de donde provienen los recursos para las inversiones productivas.

Los países con socialismo radical, ejercen un modelo de capitalismo salvaje peor que el de las democracias desarrolladas. A través del estado, sus altos jerarcas civiles y militares son los máximos directores y gerentes de las empresas estatales, que solo enriquecen a un reducido grupo del gobierno. En China, ahora existe una impresionante cantidad de Billonarios y la mafia militar de Rusia es la dueña de las empresas privadas, muy característico del capitalismo colonial que ellos imponen.

China, intenta para reorientar el impacto económico de la pandemia y sus consecuencias internas y externas el de aumentar el horario de trabajo de 12 horas y 6 días a la semana. Rusia mira al pasado y está retomando la actitud perversa y antidemocrática de la extinta Unión Soviética, avalando gobiernos criminales y autoritarios, para poder colocar sus productos que se reducen a hidrocarburos y armamento. Ambas naciones  ejercen el capitalismo pero ninguno ha experimentado la democracia liberal.

Hasta ahora ha habido muchas fallas en materia del modelo económico a seguir, pero aun así el viraje de las dos más grandes economías socialistas (China y Rusia) indican que el capitalismo es la vía sino perfecta la más adecuada para el desarrollo social. Con Mao, los comunistas asesinaron a 60 millones de personas, con el capitalismo China elevó a 200 millones de campesinos pobres a la clase media y logró un impresionante desarrollo urbano capitalista. Después de la caída de la unión soviética, los ciudadanos rusos por primera vez consumen productos de primera, producidos en Europa.

El capitalismo mejora a través de formas cada vez más amplias de participación, y aún no se ha planteado su erradicación. El capitalismo, desde la edad media lleva más de 5 siglos y aún existe con estabilidad en el mundo y más aún con el mérito de haber agotado al comunismo. Increíblemente en Latinoamérica, el foro de Sao Paulo y el de puebla castristas junto al fracasado socialismo del siglo 21, Intentan una grotesca reedición que tan solo beneficia a China y a Rusia en sus estrategias geopolíticas, así de simple.

Fedepetrol Carabobo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 2 =