La lista negra y sus objetivos políticos: William Jiménez Gaviria en la mira del terrorismo internacional

Sarith Suniaga / Venezuela RED Informativa

Las afirmaciones del fugitivo venezolano William Ricardo Sánchez Ramos no solo nos confirman con certeza la precisión de objetivos militares de la lista de personas, especialmente exfuncionarios públicos venezolanos, bajo la lupa de sectores políticos gubernamentales que hacen vida en la República de Colombia, que tienen como objetivo neutralizar ciudadanos requeridos por la Dirección General de Contra Inteligencia Militar (DGCIM), es un trabajo articulado desde Venezuela y el Senado de la República de Colombia, incluso con autoridades departamentales que se amalgaman desde el Reino de España, cuya misión dirige el sujeto alias “Comandante Carnicero”, uno de los cuatro comandantes de la llamada organización mercenaria de facto “Operación Continente Americano 2020”.

Hemos escuchado varios audios en las redes sociales, notas de voz de WhatsApp, con una clara determinación sin titubeo, que pretenden el exterminio físico contra el abogado William Jiménez Gaviria, quien ha sido promovido y se constituye un órgano de prueba ante la Corté Penal Internacional, el fugitivo Sánchez Ramos no dudó en decirlo, y disponer de lo necesario, incluso ingresar al Reino de los Países Bajos y, de ser posible ejecutarlo. Ayer eran simples rumores, hoy es un hecho cierto que Jiménez Gaviria, uno de los testigos clave en la masacre del Junquito, es un objetivo prioritario de la Delincuencia Organizada Transnacional, que tiene su centro de gravedad desde La Habana, Cuba.

Exhorto al Centro de Análisis de Inteligencia de la Unión Europea (EU INTCEN) a profundizar en las investigaciones, a los fines de estar alertas con las células que promueven terrorismo en América.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − nueve =