La maldad y falta de piedad de los verdugos de Maduro en el entierro “controlado” del Capitán Acosta Arévalo (+vídeo)

Trinidad Martel

El crimen del Capitán de Corbeta y sus funerales en SOLITARIO, forman parte de las historias despiadadas de la tiranía de Maduro, igual como hicieron con el oficial del CICPC Oscar Pérez y sus compañeros (incluyendo la enfermera Lisbeth Ramírez), cuando fueron masacrados el 15 de enero del 2018 en El Junquito, afueras de Caracas.

 Fue enterrado el Capitán Acosta Arévalo este miércoles 10 de julio, ¡quien murió el pasado 29 de junio!  en el Cementerio del Este, en vez de Maracay, como lo deseaba su familia y con la urna “sellada”, según lo decidido por un tribunal, informó su abogado defensor Alonso Medina, quien denunció el procedimiento como una arbitrariedad.

Participaron en el sepelio «cuatro, cinco familiares, y el resto eran solamente funcionarios» de organismos como la Fiscalía General y la Defensoría del Pueblo, resaltó Medina.

El abogado Medina y la esposa del oficial, Waleswka Pérez, aseguraron que fue un “procedimiento ilegal”

Acosta Arévalo, fue detenido el 21 de junio del 2019, al igual que otros militares y dos Comisarios del CICPC, a quienes acusaron de conspirar en contra de Maduro y de querer asesinarlo. El 28 de junio, fue presentado en los Tribunales Militares en una silla de ruedas y con evidencias visibles de tortura. Se desploma en los tribunales y lo trasladan al “Hospitalito” del Fuerte Tiuna y fallece el 29 de junio a la 1 de la madrugada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − doce =