La NASA prueba contaminación por derrames petroleros en Venezuela

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa

El Observatorio de la Tierra de la NASA difundió recientemente unas imágenes  satelitales, que demuestran la  contaminación del Lago de Maracaibo como consecuencia de los derrames petroleros y del crecimiento irregular de las algas. La investigación de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de EEUU,  señala que el reservorio de agua dulce más grande de América Latina,  alguna vez fue una «fuente de gran abundancia», en especial de combustibles fósiles y fauna acuática, pero ahora se encuentra contaminado por las fugas de aceite y exceso de nutrientes.

El combustible que una vez hizo prosperar a Maracaibo y a Venezuela,  ahora está poniendo en peligro la vida silvestre, la calidad del agua y la salud humana. La siguiente  imagen fue adquirida por el espectrorradiómetro de imágenes de resolución moderada (MODIS) en el satélite Aqua:

Este es el texto de la NASA:

Con una extensión de 13.000 kilómetros cuadrados (5.000 millas cuadradas) en el noroeste de Venezuela, el lago Maracaibo es uno de los lagos más grandes de América del Sur y uno de los más antiguos del mundo. Aunque se llenó de agua dulce hace miles de años, Maracaibo es ahora un lago estuarino conectado con el Golfo de Venezuela y el Mar Caribe.

Ese estrecho se expandió significativamente en la década de 1930-50 mediante el dragado para el tráfico de barcos. Ahora el extremo norte del lago es salobre, mientras que el extremo sur es mayormente fresco debido a los abundantes caudales de los ríos cercanos.

En imágenes de satélite adquiridas en septiembre de 2021, el lago  se arremolinaba con tonos de verde, bronceado y gris que trazaban el flujo de corrientes y remolinos. Las fuentes de esos colores fueron las algas, las salidas de sedimentos de los ríos y las fugas de petróleo crudo.

El Operational Land Imager (OLI) en Landsat 8 observó la escena a continuación.

Una de las reservas de petróleo y gas más grandes del mundo se encuentra debajo del lago Maracaibo,  se han perforado miles de pozos en el lago desde la Primera Guerra Mundial, primero por compañías extranjeras y luego por la compañía petrolera estatal de Venezuela. Aproximadamente dos tercios del petróleo producido por el país proviene de esta región.

Pero el combustible que una vez hizo prosperar a Maracaibo ahora está poniendo en peligro la vida silvestre, la calidad del agua y la salud humana. Según muchas noticias e informes científicos, la infraestructura de extracción y distribución de petróleo de la región está en muy mal estado. Las manchas han sido una ocurrencia regular en el lago durante muchos años, y el petróleo crudo a menudo llega a las orillas.

 “El petróleo se está derramando de muchos oleoductos sumergidos envejecidos que no se mantienen, en su mayoría ni siquiera están mapeados”, dijo Frank Muller-Karger, un científico marino de la Universidad del Sur de Florida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 20 =