La procesión va por dentro

Pablo Marcial Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa

Diosdado ha dicho hace horas, en un ejercicio más de su cinismo refiriéndose a la detención de «El Pollo» Carvajal – exjefe de inteligencia del chavismo que: “ojalá diga todo lo que sabe para que lave su honor, ojalá diga toda la verdad. Uno puede perdonar muchas cosas, pero la traición es muy difícil perdonarla”. Sentenció en su programa Con el Mazo Dando de la estatal (VTV).

A qué juega, él mismo cuando capturaron al Pollo en Aruba lo calificaba de inocente, también por la pantalla de VTV y exigía su liberación, ¿por qué el Pollo en 2014 era honorable y ahora no? ¿Por será qué le duele su traición?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 10 =