La rendición de Guaidó

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa

Con la bendición del Sumo Pontífice, Juan Guaidó se hinca de “rodillas en tierra” y desnuda una franca colaboración con el régimen de Maduro, evidenciando su permanente entendimiento con la cúpula chavista.

Hoy no propone un plan de liberación, ni un cese de usurpación; baila al son que le toca el gobierno y trabaja para crear un ambiente de elecciones regionales, obviando a un Consejo Nacional Electoral ilegal, designado por una írrita Asamblea Nacional y descalificando al mismo tiempo a un ambiente de condena internacional, que incluso ha solicitado a las Naciones Unidas, la salida del régimen, por la vía de las fuerzas de paz.

En 2019 proponía el cese de la usurpación, el gobierno de transición y las elecciones libres. En ese momento, eran su hoja de ruta para devolver la democracia a Venezuela, ahora, el “Presidente Interino” cambia el discurso y aparece en el escenario político del país, reivindicando la ilegitimidad que representa Maduro, su ilegal Poder Legislativo y su Órgano Electoral.

Guaidó ha quebrado su oratoria proponiendo un acuerdo con el régimen, para sacar al país del profundo caos que se produjo en Venezuela, gracias al castrochavismo.

Ellos prevén una negociación que incluya beneficios para el chavismo y que implique un posible levantamiento de las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Sin embargo el país no olvida que ha pasado por el show del diálogo y sus mesitas, por la intentona golpista del 2019, por las negociaciones para liberar algunos presos políticos y hasta por una ayuda internacional a la que el gobierno de Maduro, le impidió la entrada por todas las vías.

Maduro y Guaidó olvidan, mientras casi cohabitan en una simbiosis de intereses mutuos, que para permanecer en el poder, necesitan un mínimo de afecto colectivo; ellos parece que ni imaginan que languidecen fuertemente en el imaginario popular.

En este juego la imagen pública de ambos, no impacta en positivo en más del 80% de los venezolanos, que hoy en penurias, pasan sus días con una agenda ocupada en sobrevivir a la miseria y al hambre.

La pregunta es, si en ese acuerdo por fin entrarán a Venezuela algo de ayuda humanitaria masiva, o algunas vacunas anticovid19; con lo cual podrían pintar ese acuerdo, con sentido humano, para mostrarlo al pueblo como carnada electoral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − 9 =