Ladrón que llama a otro ladrón

Editorial / Venezuela RED Informativa

Acá, en Venezuela, desapareció hace muchísimo tiempo aquella antigua ilusión sobre la existencia de una verdadera oposición al régimen. De tal manera que, ante la estúpida estupidez del Embajador Virtual de América para Venezuela, con portal web en Bogotá, y su ladilla sinfín de empujar elecciones Smarmatic, lo político se encuentra en un punto muerto. Aunque igual persista la urgente necesidad de un acto de payasos, que anime al tipo de “democracia” que acá tenemos.

Así, ante la necesidad de distraernos por la falta de vacunas y planes de vacunación. De no pensar en el frente de guerra abierto y todavía sin desenlace en el Apure. O sobre el “problemita” urbano que le significa al NARCORÉGIMEN la increíble fuerza de fuego de “El Coqui” en Caracas, hay que inventarse idioteces para tratar de hacer mirar hacia otro lado a la gente.

No es suficiente con la noticia de la muerte de Aristóbulo Isturiz. El único “maestro” que pasa al infierno en condiciones de docente multimillonario. NO. Por eso es que aparece Jorge Rodríguez en cadena nacional llamando ladrón a Juan Guaidó.

Es evidente que uno de los miembros de las más enconchinadas familias del NARCORÉGIMEN de Caracas persigue enervar los ánimos a los pocos y virtuales seguidores del morrocoy eterno del vamos bien.

Así, con furia asesina, un ladrón, hijo de un secuestrador, hermano de una ladrona que lo que da es pena ajena, limpia el suelo con “otro más de la familia”, como habría dicho el “Musiú” LaCavalery.

Gracias a Dios acá, en Venezuela, ya no hay pendejos. Lo que sí sobra son temas en una abultadísima agenda de problemas reales. Además de enredos, verdades a medias y demasiadas sinvergüenzuras que hacen de la vida de 30 millones de venezolanos una pesadilla.

Pero todo se puede reducir al menos a un punto de inicio: acá el problema no es Guaidó. Porque acá, en Venezuela, ni el dicho aplica. Es que LADRÓN QUE LLAMA A OTRO LADRÓN, NO TIENE 100 AÑOS DE PERDÓN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − doce =