Ledezma, Arria y Machado piden a Guaidó activar estrategia del TIAR y 187-11 para cese de usurpación

Alfonsina Ríos / Venezuela RED Informativa

Tomar acciones “para adelantar la operación definitiva de la liberación de Venezuela” que le faciliten al Presidente (e) de Venezuela, Juan Guaidó, desarrollar las herramientas conforme a la Constitución venezolana y la legislación internacional, pidieron Antonio Ledezma, Diego Arria y María Corina Machado al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Esas herramientas son accionadas conjuntamente, el TIAR, el artículo 187-11 constitucional y la Responsabilidad de Proteger de la comunidad internacional”. Señalan los dirigentes en la carta pública dirigida a Donald Trump y Juan Guaidó.

Los políticos explicaron: “Las decisiones del gobierno estadounidense, protegiendo los activos de Venezuela dentro de los Estados Unidos y bloqueando toda operación financiera, comercial o económica que fortalezca a la narcotiranía, constituyen un conjunto coherente de medidas orientadas en la dirección correcta de acelerar el cese de la usurpación y son una muestra de la determinación y compromiso de los Estados Unidos en el acompañamiento al pueblo venezolano en su lucha por reconquistar su Libertad. para proteger los activos de Venezuela en Estados Unidos, son coherentes para acelerar el cese de la usurpación por parte del régimen”.

Aclararon que esas medidas serán efectivas para bloquear a quienes dentro y fuera de Venezuela “se lucran con el sufrimiento y la persecución del pueblo venezolano”.

Indicaron que ante el fracaso del diálogo promovido por lo que llaman el “proceso de Oslo”, Juan Guaidó debe centrarse en activar la reincorporación al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca e invocar el artículo Constitucional 187-11.

A continuación texto de la carta pública enviada por María Corina Machado, Diego Arria y Antonio Ledezma a Juan Guaidó y Donald Trump

Al Presidente (E) Juan Guaidó y al pueblo de Venezuela.

Al Presidente Donald Trump y al pueblo de los Estados Unidos de América.

  1. Las decisiones del gobierno estadounidense, protegiendo los activos de Venezuela dentro de los Estados

Unidos y bloqueando toda operación financiera, comercial o económica que fortalezca a la narcotiranía, constituyen un conjunto coherente de medidas orientadas en la dirección correcta de acelerar el cese de la usurpación y son una muestra de la determinación y compromiso de los Estados Unidos en el acompañamiento al pueblo venezolano en su lucha por reconquistar su Libertad.

  1. Esas medidas serán efectivas, tanto en cortar los flujos financieros y logísticos que permiten operar al aparato represivo y criminal que sostiene a Maduro y su cúpula, como en bloquear a quienes dentro y fuera de Venezuela se lucran con el sufrimiento y la persecución del pueblo venezolano.
  2. Los ciudadanos venezolanos, que distinguimos muy bien quiénes son nuestros opresores y enemigos y quiénes nuestros aliados y apoyos, respaldamos masivamente toda acción destinada a poner fin al estado criminal que usurpa el poder. El pueblo sabe, porque lo vive en carne propia, que no hay nada más costoso y dañino para él, que la permanencia de la narcotiranía en el poder. Cada día que ella se mantenga, se cuenta en muertes, emigración, hambre y violencia. El pueblo sabe también que los estados forajidos no tienen nirespetan fronteras y sólo pueden ser desmantelados con una acción determinante y conjunta de la comunidad democrática internacional y las fuerzas democráticas internas.
  3. La declaración del Embajador Bolton, señalando que “las conversaciones de Barbados no son serias” y sólo sirven para que la narcodictadura gane tiempo, reflejan el sentimiento y la convicción abrumadoramente mayoritaria del pueblo venezolano, que ya ha aprendido, con elevados costos, la lección de las varias rondas previas de falsos diálogos que han desembocado en la prolongación del régimen con el consiguiente agravamiento de la crisis nacional.
  4. Ante esta nueva realidad política del fracaso de las conversaciones promovidas por el Gobierno de Noruega y del cerco definitivo al narcoregimen, llamamos en primer lugar, al Presidente Guaidó, a centrarse en el primer punto de la ruta estratégica definida desde enero pasado, que es el Cese de la Usurpación. Para ello, aprobada nuestra reincorporación al TIAR, corresponde solicitar formalmente su activación, simultáneamente con la invocación del artículo 187-11 Constitucional y la exigencia de la activación del principio de la responsabilidad de proteger (R2P) a la comunidad internacional. Y al Presidente Trump, le reiteramos nuestro llamado respecto a la urgencia de la acción de su gobierno, aún más después de los anuncios de esta semana, para, conjuntamente con el gobierno legítimo del Presidente Guaidó, compactar en una sola ruta estratégica las herramientas que la Constitución venezolana y la legislación internacional ofrecen para adelantar la operación definitiva de la liberación de Venezuela. Esas herramientas son, accionadas conjuntamente, el TIAR, el artículo 187-11 constitucional y la Responsabilidad de Proteger de la comunidad internacional.

Caracas, 7 de Agosto de 2019.

María Corina Machado, Diego Arria y Antonio Ledezma

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: