Lenin Moreno insiste desde Guayaquil que se acabó la zanganería del subsidio a la gasolina

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

Lenin Moreno, presidente de Ecuador, insistió este viernes 4 de octubre que su Gobierno no dará marcha atrás a la medida del alza del combustible que ha generado protestas en el país.

El mandatario ecuatoriano aseguró que en ninguna circunstancia cambiará la medida, «que se oiga bien, no voy a cambiar la medida. Que quede claro, se eliminó el subsidio, se acabó la zanganería», dijo desde Guayaquil.

La medida fue anunciada el pasado martes 2 de octubre por Moreno y confirmada mediante el Decreto Ejecutivo 883, emitido al siguiente día. Las medidas y reformas deberán ser incluidas en la estructuración del presupuesto del 2020, por ello, debían ir a más tardar esta semana al Parlamento para su discusión.

Contempla un alza significativa de los combustibles; las gasolinas extra y ecopaís pasaron de costar 1,85 dólares a 2,39 por galón; mientras, el diésel subió de 1,03 dólares a 2,29, un aumento del 123 %. Las disposiciones anunciadas por Moreno hacen parte del acuerdo alcanzado entre Ecuador y el Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo con el que se alcanzó un pacto de financiamiento por más de 4.000 millones de dólares.

Este viernes se cumplió el segundo día de paro nacional, convocado por varias federaciones de transporte, en rechazo a la eliminación del subsidio a las gasolinas extra y ecopaís, además del diésel.

Actualmente, en el país rige un estado de excepción que se prevé dure 60 días. La medida fue dictada por el mandatario la tarde de este jueves 3 de octubre, mientras ocurrían las manifestaciones en casi todo el país.

Hasta los momentos se conoce que han detenidos a al menos 350 personas, según informaron los ministerios de Defensa e Interior.

Entre los detenidos hay dirigentes sindicales del sector transporte: Mesías Vicuña, secretario general del Sindicato de Choferes del Azuay; Manolo Solís, residente de la Cámara de Transporte de Cuenca; y Jorge Calderón, presidente de la Federación de Operadoras de Transporte en Taxis del Ecuador (Fedotaxis).

La ONU y la CIDH han manifestado su preocupación por el uso de la fuerza policial contra los manifestantes. Además, consideran excesiva la declaratoria del estado de excepción.

Ante las protestas, Moreno señaló que no dialogará con quienes «protagonizaron hechos consumados». «No vamos a beneficiar a los que más tienen, ni a los contrabandistas, con ellos no voy a dialogar», manifestó.

Añadió que quienes violen la constitución y los derechos de todos los trabajadores deberán responder ante las autoridades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 7 =