Libertad Lamarque, una mujer ejemplar

Juan B. Montero / Venezuela RED Informativa

El pasado domingo, 24 de noviembre, recordamos el 111 aniversario del nacimiento de una mujer ejemplar: Libertad Lamarque, quien en 1908 naciera en la ciudad de Rosario, Argentina. Ese día nació para el mundo La Novia de América, como fuera conocida quien con la magia de su talento y su belleza libró inteligente, audaz y con exitosa devoción la carrera artística más larga y prolifera de la cultura pop latinoamericana con más de 75 años de vida popular.

 Esta artista quien también fue ejemplo de libertad tuvo su propia libertad amenazada en su nativa argentina. Ocurrió durante la filmación de la película “La Cabalgata del Circo”, en 1945, cuando Libertad Lamarque, quien ya había filmado más de 15 películas como figura principal, le tocó compartir la filmación de algunas escenas con una joven artista de reparto, llamada entonces Eva Duarte, la futura Eva Perón. 

Libertad Lamarque, conocida ya por su profesionalismo, no toleró más los retrasos y desplantes de esta joven principiante e impuso su autoridad llamándole la atención a la joven actriz. La señora Lamarque siempre aclaró que jamás tuvo lugar la supuesta cachetada que algún periodista episódico y sensacionalista dijo que “Libertad le dio a Eva”. Nuestra señora Lamarque explicaría que, pequeña como era, “jamás se hubiese atrevido a fajarse con una mujer mucho más grande y de la que no hubiese podido defenderse”, clase y educación aparte.

Evita Perón nunca le perdonó a Libertad Lamarque la humillación del regaño. Cuando llegó a primera dama ejerció su influencia para que prohibieran sus canciones en la radio del momento y las salas de cine no proyectaran sus películas. Libertad Lamarque voló con el albedrío de su nombre para escapar de la persecución y la censura. Salió de Argentina en 1946 y entre viajes, películas y presentaciones personales, vivió en el exterior los mismos años que tenía cuando se alejó de Argentina: 36. Y, entonces, descubrió su propia realidad: era más conocida en el exterior que en la propia Argentina. Llovieron los contratos y se fue al México lindo y querido donde estableció residencia.

Sus canciones interpretadas con ese temperamento muy propio, con su voz inextinguible y su belleza inmarchitable, hicieron que Libertad viviera en el corazón de todos los públicos de su América Latina amada. . A pesar de que salió de los estudios donde grababa la telenovela “Carita de Ángel”, en México, a los 92 años, para ir al hospital donde falleció el 12 de diciembre del 2000, Libertad, quien llevó una carrera exitosísima y sin escándalos, sigue dándonos ejemplo de cómo el talento y el profesionalismo son ingredientes imprescindibles para triunfar en el mundo del espectáculo en cualquier época.

jbmonter@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro − 4 =