Llegada

Editorial / Venezuela RED Informativa

La llegada de Juan Guaidó a Venezuela resultó todo lo esperado.

Inmigración con fotos casi que, de estudio, entregando el pasaporte en la ventanilla del counter de Maiquetía. La misma barrera de la libertad, formada por diputados y diplomáticos de gobiernos “amigos”, donde la basura de ambos lados lava sabroso el dinero que le han robado al pueblo venezolano. Y, por supuesto, los facinerosos de pago del gobierno pegando cachetadas, empujones y mentadas de madre, haciendo de las suyas con el apoyo y la mejor diligencia de los delincuentes que regentan el aeropuerto.

En Caracas la cosa fue mejor. Todos los “buenos” cogieron tarima. Todos “cobraron” a cuentas de Guaidó, que es el que ha expuesto el pellejo, aun cuando está bajo la “protección”, la simpatía y las advertencias del Mundo Libre sobre su seguridad.

El Recomendado, por ahora, es intocable. Y el gobierno del Sr. Maduro pareciera disfrutar del juego. Eso le permite al Capo Cabello y a los “come-candela” del NARCORÉGIMEN, vociferar y culpar al Imperio que tanto añoran, de todos los males que tienen hecho trizas al país.

Pareciera que la pelota está en el campo de Juan Guaidó. Si este logra articular el apoyo internacional y su condición de “enmantillado”, con la Resistencia País que hoy supera con ventajas a la oposición MUD, “esto” se pondrá caliente.

La apuesta pues es que ahora, todo “Vaya Mal” para el gobierno. Hacerle cuadritos la vida a la porquería del siglo XXI, es la única ruta de salida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =