Lo mismo

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa

Las sanciones construidas desde el mismo estreno de la Administración Trump fueron, y son, un instrumento contundente para forzar al régimen de Nicolás Maduro a negociar la recuperación de la democracia integral de verdad verdad en Venezuela.

Acciones y muchas restricciones aplicadas en docenas de lugares del Mundo Libre, apuntan a desmantelar o restringir el lavado y la movilización de activos a un sinnúmero de personajes del alto gobierno.

De no haber sucedido el saqueo electoral en contra de Donald Trump en las elecciones presidenciales de noviembre pasado, el siguiente peldaño en la batería de sanciones consistía en afectar las cuentas y propiedades de los trúhanes de la oposición fuera del país.

El “triunfo” de Joe Biden consiguió el milagro de pasar la página. La nueva administración norteamericana juega ahora un ambiguo juego abierto con China y con Rusia; los dueños actuales de las facturas y cuentas por cobrar a Caracas.

Es por eso que, obviamente, las sanciones han colocado como siempre del mismo lado a la oposición y al gobierno. Simple: ambos van por LO MISMO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 15 =