Los falsos iconos revolucionarios (III)

César Guillén Citterio / Venezuela RED Informativa

Diálogo entre nosotros, la gente común

La tradición socialista ha utilizado en provecho de su estrategia, la famosa revuelta del “Mayo francés del 1968”. La historia, demuestra que sus orígenes en nada tienen que ver con lo atribuido. El Mayo Francés es una protesta estudiantil universitaria, que se inicia por el fútil reclamo de que no se aceptaban jóvenes de diferentes sexos en los dormitorios estudiantiles.

Estas protestas van a degenerar en disturbios callejeros, saqueos, y de los sindicatos que van aprovecharse para exigir reivindicaciones. Luego aparecen elementos subversivos que van a provocar daños materiales. Las consignas van desde: La revolución sexual, la droga, el imperialismo, el feminismo, el ambientalismo, Vietnam, Mao, el Che Guevara y el más insólito “el trabajo es una maniobra capitalista”.

Trabajadores pidiendo que se les duplique el salario, se reduzca la jornada laboral y el fin del capitalismo. Sorprende porque eran trabajadores de la Renault. Francia poseía un excelente crecimiento económico y la más baja tasa de desempleo de Europa. Fueron enormes disturbios producto más de la anarquía, de los reformistas, de la irreverencia de la época, que de un sentimiento racional y popular.

Estos revoltosos, pedían que se instalara un gobierno revolucionario, sin saber con quiénes. El presidente y héroe de la guerra Gral. Charles de Gaulle, se niega a renunciar y es aclamado y apoyado por una manifestación de casi un millón de personas, que prácticamente opaca las protestas de los pocos miles de anarquistas, que a partir de ese momento quedan sin apoyo popular.

El general de Gaulle triunfó en las elecciones con una mayoría aplastante. Era tanta la confusión de los ideales de la protesta, que el presidente del partido comunista francés (Marchais) los llama, “burguesitos sin oficio” … y estos a su vez le responden que él es un “burgués comunista”. Con ello, se comprueba lo insustancial de las protestas, y de lo poco significativo que fue en realidad ese “Mayo Francés del 68”.

FEDEPETROL-CARABOBO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =