Los jueces que tienen el Caso Venezuela en la Corte Penal Internacional

Carlos Ramírez López / Venezuela RED Informativa

Ellos conforman la Sala de Cuestiones Preliminares 1 que es uno de los tribunales de base de la Corte cuya función es ejercer el control sobre los actos de la fiscalía a partir de la apertura formal de la investigación penal, que no durante el examen preliminar pues esa actividad solo está concebida para constatar la veracidad de las denuncias.

FUNCIONA ASÍ:
— El fiscal recibe las denuncias sobre violaciones a derechos humanos que constituyan crímenes de la competencia de la CPI (genocidio, crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad) y pasa a examinar los medios de prueba que se le suministran, si son serios, veraces, verificables.
— Si una vez terminada esa primera actividad llega a la conclusión de que hay base para abrir un juicio se dirige a la sala de Cuestiones preliminares y pide que se le autorice para ello e incluso puede solicitar órdenes de arresto contra los implicados.
— La Sala puede resolver a favor de la solicitud y entonces será cuando se puede decir en realidad que se ha iniciado un juicio, y en esa etapa el fiscal puede hacer todo cuanto quiera y pueda para comprobar el hecho, la magnitud de los crímenes, la responsabilidad individual de los autores.
— Obtenido todo ese material y si de allí se desprende pruebas fundadas del crimen y de su autoría formaliza acusación ante el tribunal de primera instancia el cual juzga y condena o absuelve. Esta decisión es apelable para ante el Tribunal de apelaciones que es el que dice la última palabra.


En qué estado se encuentra el caso sobre Venezuela

La anterior fiscal Fatou Bensouda anunció la apertura de un Examen Preliminar respecto a las denuncias que había recibido que abarcan hechos desde el año 2017, ese anuncio lo hizo el 2 de febrero de 2018 y faltando poco para terminar su período declaró que de su examen había encontrado fundados indicios que verificarían lo que hasta ese momento parecía que los hechos denunciados sí podrían tipificar crímenes de competencia de la Corte y que por ello había pedido a la Sala de Cuestiones Preliminares la autorización para iniciar formalmente ese procedimiento.

La indebida irrupción de Tarek William Saab

De inmediato Maduro se movilizó a través de Tarek William Saab bajo la dirección del ex juez español Baltasar Garzón para sabotear aquello y desató una intensa actividad para desvirtuar las denuncias y constantemente anunciaba envíos de material para esa finalidad, también pidió que la Sala ejerciera el mecanismo de control sobre los actos preliminares de la fiscal. La Sala denegó esta petición en base a que el control no puede efectuarse en las preliminares sino cuando ya está abierta formalmente la averiguación penal.

También la Sala se pronunció en el sentido de poner orden a esa actividad de Saab y le fijó un día -el 21 de julio 2021- para que expusiera todo cuanto al respecto tuviera a bien, pero no más de allí. También fijó oportunidad similar al nuevo fiscal Dr. Karim Khan -el 23 de junio 2021- para que expusiera lo que creyera conveniente sobre esos reclamos y pretensiones de Saab.

A partir de allí la Sala entra en estado de sentencia.

La sala no ha decidido nada todavía

Es muy importante aclarar que hasta ahora la Sala no ha decidido nada, que a partir de hoy 23 de julio 2021 entra en su tiempo para decidir y eso puede ocurrir en cualquier momento pues no hay un límite temporal específico para ello.

Qué se espera

Se espera que la Sala autorice al fiscal para que proceda a la investigación e impute a quienes crea autores de los crímenes denunciados, y es de considerar que la Sala también puede autorizar el dictado de medidas de arresto.
Si la Sala autoriza la apertura del proceso, con medida de arresto o sin ella, el primero implicado resultaría ser Nicolás Maduro y de allí para abajo lo que se denomina “La cadena de mando”. Esto internacionalmente tendría un efecto demoledor para el régimen puesto que sería una requisitoria librada en el tribunal creado por la ONU donde militan todos los países que forman parte del Tratado Estatuto de Roma y por tanto estarían obligados a acatar sus decisiones.

Por otra parte, una medida punitiva en ese caso tendría un efecto para el desmoronamiento de la estructura del régimen, nadie va a querer aparecer allí retratado, por eso es que he dicho y sostengo que LA SALIDA ES JUDICIAL.

@CarlosRamirezL3

Peter Kovacs (Hungrìa) Presidente
María del Socorro Flores (México)
Reine Alapini-Gansou (Benín-África)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − once =