Luchar sin rendición (II)

César Guillén / Venezuela RED Informativa

Diálogo entre nosotros, la gente común

Es indignante, visto de una forma cruda, que nuestra actual conducta, irrespete la memoria de los caídos en esta tragedia. Lo doloroso, es que esos valientes eran gente muy joven. Mientras, algunos personeros de la vieja dirigencia y de un grupo de la nueva clase política (alacranes) mantienen los vicios del pasado, negociando y alargando la agonía con asquerosos métodos de complicidad.

Algunos irresponsables, sin respeto por lo que acontece, tratan de mantener su imagen, debilitada por sus torpezas políticas pasadas, valiéndose de un doble discurso de oposición, porque esto le permite al menos negociar su apoyo. Cinismo similar al del régimen. Sin embargo, el peligro real ya no es el contenido ideológico de la dictadura, pues este no existe.

Lo grave y dañino es la perversa relación con los carteles de la droga y de la alianza con los grupos islámicos en la región. A esto, es una idiotez responder con el viejo esquema de las elecciones, que más que una solución, es un distractor de la realidad. Convencidos estamos de sacar el país adelante, pero, todo pasa por una modificación profunda de su conducción. La causa de nuestra actual tragedia.

El usar descalificativos contra el presidente interino, pero sin concretar una alternativa diferente, no es el camino. En criollo: USA y la Comunidad Europea no van a cambiar el caballo a mitad del río, salvo la ocurrencia de eventos extraordinarios e impredecibles por la mayoría. Esa falta de unidad la hemos transitado ya muchas veces, con el resultado más que conocido.
El liderazgo emergente, debe deslastrarse de esas prácticas inútiles. Hay una oportunidad inédita de sumar esfuerzos, hay que demostrar precisamente en el momento actual, nuestro talento y compromiso. Asumir con coraje una conducción ética y llena de valores. Innovar, arriesgarse, ese es el reto. Quien lo asuma, marcará un punto de inflexión en la historia política de nuestro país.

FEDEPETROL-CARABOBO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 4 =