Luisana La Cruz: “La arepa representa a cada rincón de Venezuela, es común representativo de nuestra idiosincrasia”

Alfonsina Ríos /Venezuela RED Informativa

La comida autóctona o criolla, esa que de generación en generación fueron dejando nuestras abuelas como un legado a nuestras madres y ellas a sus hijas, tiene un especial sabor y un aroma a hogar, identifican nuestra tierra. Lamentablemente millones de venezolanos, obligados por las circunstancias de violencia, hambre y persecución han tenido que dejar atrás sus hogares y, quizás hoy, añoran su país, donde han dejado el ombligo enterrado y esas costumbres ancestrales que van selladas en nuestros genes.

En el caso de la arepa, típica venezolana, dio un salto internacional, ya que en la mochila del migrante iba ese pan de maíz, ese gusto en el paladar. En los registros de la historia de la criolla arepa se dice que fueron los indígenas Cumanagotos, en la región del ahora estado Sucre, que denominaban “erepa” a esa masa redondita y sabrosa que consumían según el historiador venezolano Miguel Felipe Dorta en el libro ¡Viva la Arepa!

Precisamente nuestra entrevistada para el personaje de la semana, es una comunicadora social, que también se ha preocupado por hacer conocer ese gusto culinario criollo en un texto y realizar el evento “DíaMundialDeLaArepa” junto a Rafael Mourad y Tony De Viveiros, y en relación a ello, nos comenta que es “Un experimento emprendido en el año 2012 cuando realizamos el primer Arepazo Mundial, y del que hoy logramos consolidar el segundo sábado del mes de septiembre como el Día Mundial de la Arepa”, estamos hablando de la periodista Luisana La Cruz.

Se siente orgullosa de haber llevado a cabo esa actividad como producto de la conversación que se mantiene en las redes sociales, “específicamente en Facebook, donde la protagonista principal es la arepa, en lo grupos de venezolanos distribuidos por ciudades en el mundo, el tema principal gira en torno a ella, y de eso nos dimos cuenta cuando buscamos un elemento que nos permitiera unirnos y sentirnos identificados, sin importar absolutamente nada”.

Dentro del contexto de este alimento criollo narra que “En el 2020, investigué y escribí un libro –el primero en el área gastronómica– sobre la arepa venezolana como parte de las actividades del 9º aniversario del Día Mundial de la Arepa. Fue mucho trabajo, pero me siento contenta de que haya tenido mucho éxito en la comunidad nacional e internacional, puesto que ha sido utilizado como referencia para personas extranjeras amantes de nuestra cultura”, así detalla con orgullo el haber realizado ese aporte a la cocina internacional, cual, está dando sus frutos.

Señala que uno de sus sueños siempre fue “escribir un libro y mi comida favorita es la arepa jajajaja”, y en este año 2020, por el aislamiento motivado a la pandemia del Covid-19 “decidí aprovechar parte de mi tiempo… empecé una investigación de toda la información que habíamos recabado durante 9 años del Arepazo Mundial y me lancé a escribir. Fueron casi 7 meses de preparación del libro. ¡Mucho trabajo!” detalla que el libro es una recopilación, basado en una investigación de todo lo realizado durante 9 años en lo concerniente al Arepazo Mundial.

“Me faltó –quizás por factor tiempo – investigar entre otras, las recetas de carácter regional o local o sabores creados en el exterior producto de la fusión de la comida venezolana con la del país en la que estemos. Por ejemplo, me quedó en el tintero la arepa rellena de matambre argentino”, agrega Luisana.

Nuestra entrevistada, se encuentra actualmente viviendo en Argentina, salió de Venezuela en mayo 2018., nos dijo que hubo muchos motivos para irse al exterior, pero la mayor razón fue su trabajo en la política “Fueron casi 6 años trabajando en la comunicación política y sentía que era el momento de buscar otro camino profesional” considera que es una labor agotadora y restaba tiempo para dedicarse a su persona “Probablemente la decisión del país a migrar no fue la mejor, porque siento en muchos casos estar repitiendo patrón, profesional y cotidianamente hablando, pero, estoy mucho más tranquila”.

La Cruz, cuando se fue del país caribeño, sintió incertidumbre y sentimiento de tristeza porque dejaba tantas cosas atrás, era “empezar de cero a construir un futuro, de trazar nuevos planes y metas. Afortunadamente, estoy con parte de mi familia y no pega tanto la soledad, que creo es lo más difícil”.

El personaje de nuestra entrevista tiene un extenso recorrido profesional con amplio conocimiento y experiencia en campañas políticas; experiencia en desarrollo de páginas web; creación de bases de datos de medios de comunicación, periodistas, personalidades e influencias, y liderazgo de proyectos.

En este sentido, al consultarle ¿A qué político le haría una campaña presidencial? Detalló: “Ya hice campaña presidencial para dos candidatos venezolanos: Henrique Capriles Radonsky y Leopoldo López. Pero, me gustaría crear la campaña para María Corina Machado, creo que ha sido una mujer muy valiente y contrario a lo que muchos piensan, muy coherente durante estos años, no entiendo por qué después de tanto, seguimos pensando que solo un hombre puede liderar nuestro país”.

Es una venezolana nacida en la capital, cuyos padres también son de Venezuela, su mamá oriunda de Pariaguàn en el estado Anzoátegui y su padre de Caracas, pero su infancia y adolescencia las vivió en Cumaná en el estado Sucre. “Ambos son educadores, se fueron de casa muy jóvenes a estudiar en el Instituto Pedagógico de Caracas”, nos relató esa parte de su vida familiar.

Nuestra colega vivió siempre con sus tres hermanas en Caricuao, al suroeste de la capital y luego en Montalbán, al oeste y cuando pequeña le encantaba ver comiquitas, al particular comenta que “algunas tenían mensajes para tomar conciencia de ciertas cosas, otras como la mayoría de las de hoy era simplemente entretenimiento, la diferencia estaba en que sabíamos que era así y no lo tomábamos como regla o patrones a seguir, hoy parece que fuese lo contrario y a veces resulta preocupante” sus juguetes favoritos eran las muñecas y los legos, “estos últimos porque me encanta la idea de juntar piezas para con mi imaginación crear”, contó Luisana.

Volviendo a los logros de esta venezolana nos encontramos con La Organización Venezolanos en el Mundo (VenMundo), creada el 11 de marzo de 2011, cuyo objetivo nos señala LaCruz fue “la intención de formar una comunidad con el mayor número de venezolanos en el exterior para intercambiar informaciones, promover su participación política y el voto y mantener la conexión con el país a través de actividades sencillas” en su fundación participaron, Rafael Mourad, Tony de Viveiros y su persona, más adelante se incorporaron Tania Rimer y Mireya Romero, quienes conforman la junta directiva actual.

Comenta La Cruz que después de un fructífero trabajo consiguieron reunir las diversas organizaciones que existen internacionalmente “se buscaba ser una organización global y no una particularidad de un sitio o de una región en cualquier parte del mundo. Así se fomentó el diálogo y la construcción de un discurso unitario referente a la diáspora venezolana. También se trabajó en la reconexión de los venezolanos en el exterior con el país de una manera diferente”.

Para nuestra entrevistada VenMundo “es una familia, que tiene miembros regados por cualquier parte del mundo, por lo cual es un reflejo palpable de la realidad de cada venezolano”.

En diez años, dice que han promovido y apoyado a los venezolanos en sus emprendimientos, “llevando a nuestro país en cada célula de nuestro ser, porque con toda sinceridad y propiedad puedo decirte que luego de tanto tiempo, a pesar de estar lejos físicamente, a VENEZUELA la tengo presente siempre”, puntualizó.

Nuestro personaje agregó que actualmente son una organización independiente cuyo objetivo esencial “mantener viva nuestra cultura y costumbres a través de actividades sencillas y de esta forma mantener unida a la comunidad de venezolanos en el mundo”.

Buscan la participación de la comunidad venezolana “en la agenda política, económica, social y cultural de Venezuela dentro y fuera del país; promueve la participación ciudadana y los derechos civiles de los venezolanos en el Mundo y creamos una red de emprendedores venezolanos en el mundo en diferentes áreas” detalla la comunicadora social.

Aclara que jamás trataron verse como organización o ser un brazo político “sino más bien ser un bálsamo y una línea de encuentro o de unión de todos los venezolanos que por alguna u otra razón nos tocó formar parte de la diáspora”.

Recuerda la participación que tuvieron para las elecciones nacionales, por ello en el 2015, promovieron la etiqueta #TuVotoDecide, “para motivar a los venezolanos a votar porque desde el exterior no podíamos hacerlo, que eligieran una nueva Asamblea Nacional”.

Volviendo a los gratos recuerdos que tiene Luisana con respecto a su tierra, dice que ha recorrido gran parte del territorio venezolano, aunque le hubiese gustado conocer un poco más, viajar a Maracaibo, en el Zulia, y visitar la iglesia de La Chinita

Recuerda que cuando era niña, sus padres por ser educadores tomaban vacaciones de agosto, “íbamos mucho a visitar a la familia en Pariaguán y a Cumaná, y solíamos visitar cada tramo de esos trayectos, también mucho a Margarita. En una ocasión hicimos un paseo desde Caracas hasta Mérida en auto, paramos en Valencia, en Guanare y en Barinas hasta llegar a Mérida. En otra ocasión, visitamos Bolívar, de donde recuerdo muchísimo la majestuosidad y belleza del parque La Llovizna, recuerdos muy lindos”.

Agrega que le hubiese gustado tener la dicha de una Valentina Quintero, la periodista que se ha dedicado a recorrer el país, dar a conocer sus paisajes, gente y costumbres de las regiones “considero que mientras más conocemos nuestro país, más arraigo y amor creamos, y es que es imposible no hacerlo”.

Luisana no solo habla de la arepa, sino que también sabe preparar otros platos de la cocina venezolana, aunque su favorito “es la arepa, y dentro de ellas mi reina es La Pelúa (carne mechada y queso rallado). Luego, está el pabellón criollo, y acá no te voy a mentir, pero hago el intento de unas caraotas, y es que debo aceptar que es una de las cosas que extraño de mi mamá, y sí, suena muy trillado, pero como las de ella, ningunas jajaja”.

Al mencionar el pan de maíz indica “es el plato más reconfortante para el día a día del desayuno, pero también para los días difíciles y el que recarga la energía después de una noche de celebración y fiesta. Abarca preparaciones tan sencillas a base de harina de maíz hasta versiones de verduras igualmente deliciosas.

Apartando un momento la cocina y hablando de historia de su país, nos dijo que el personaje que más le ha impresionado, aunque tiene a varios, ha sido el novelista y ex presidente Rómulo Gallegos, “creo que es uno de los más grandes escritores latinoamericanos, su novela Doña Bárbara es un clásico de la literatura hispanoamericana. Su pluma era una maravilla y su capacidad para reflejar de una manera atemporal y fresca la realidad venezolana de ese entonces a través de historias como la nombrada era increíble”.

También hace referencia a las novelas de Miguel Otero Silva, que junto a la de Gallegos “puedes pensar que fueron escritas en estos tiempos, cosa que lleva a razonar muchas cosas, son varias décadas después de escritas y siento cada palabra como si las estuviera viviendo en la actualidad, y que mejor de Otero Silva, por ejemplo, que Casas Muertas. Quién pensaría que décadas después muchos seriamos las Carmen Rosa del futuro y que nuestra vida pareciera escrita por su pluma al recordar por ejemplo a nuestros seres queridos que quedaron en aquellas Casas Muertas que tristemente es hoy Venezuela, diciéndonos ¡HASTA LUEGO!” concluye.

Por supuesto que no deja de mencionar al personaje que desarrolló en su tesis de grado: Jesús Sanoja Hernández “viene de una generación de intelectuales nacida justamente tras el golpe de estado de Rómulo Gallegos: Manuel Caballero, Pompeyo Márquez, Teodoro Petkoff, Rafael Cadenas, entre otros, han dejado huellas significativas en los procesos de transformación que vivió Venezuela en la segunda parte del siglo XX”.

Al consultarle que ¿Cuál ha sido su mayor satisfacción como periodista? ¿Y la peor noticia que ha podido reseñar en cuanto a Venezuela? Nos manifiesta “Si tuviera que elegir uno, no tendría ninguna duda: haber contribuido, junto a mis compañeros de equipo, a contar parte de la historia de la lucha por la libertad de Venezuela. Nos tocó vivir momentos muy duros, incluso de ver gente en la mayoría de los casos, chicos inocentes perder la vida a manos de la represión. De niña, quería escribir historias y ayudar a la gente a contarlas a través de mi pluma, creo que lo hice con mucha pasión y trabajo.

Y al referirse a la peor noticia dijo “han sido muchas durante estos años de dictadura y represión, no me puedo decidir por una, lo que si te puedo manifestar es que me hubiese gustado no haberlas reseñado, y con esto quiero decir, no me hubiese gustado que existieran nunca. ¡Duele! Nuestra realidad duele, aun estando lejos duele” lamentó.

-¿Si le propusieran hacer una campaña en este momento en relación a la pandemia, cual frase utilizaría?

En cuanto a esta pregunta dijo que nunca realiza trabajo sin haber indagado previamente, porque sería irresponsable, ya que hay vidas de por medio y son temas esenciales, sin embargo, “doy un voto positivo a las campañas de prevención a nivel mundial, sabemos que en estos casos es mejor no perder la calma y prevenir con la cabeza fría, por lo que creo que hacía ese lado hubiese enfocado mi campaña”.

Al referirse al aislamiento por la pandemia considera que en lo personal ha sido una nueva oportunidad en el campo profesional “no permití que me afectara más de lo que nos afectó en líneas generales”.

En cuanto al aspecto político prefirió no hablar del tema en relación a los políticos de oposición venezolanos, argumentando estar distancia desde hace 2 años y medio de la fuente política, “No soy quien, para opinar al respecto, pero por algo prefiero no estar en ello”. Dijo que se separó de Voluntad Popular en el año 2018, pero si sostiene que Juan Guaidó “ha sido uno de los más arriesgados en la lucha por la democracia venezolana en la actualidad, pupilo de Leopoldo López, esperemos que pueda traernos más que esperanza, frutos palpables a los millones de venezolanos que queremos una Venezuela libre”.

Tiene esperanza que pronto haya una salida democrática en Venezuela “pero creo que ese es un trabajo de todos los venezolanos, guiados por una persona, pudiera ser, pero con la conciencia del pasado y presente para no confiar y creer en caudillos salvadores que tanto daño nos hicieron como país”.

Prefirió no hablar de la consulta popular planteada por el llamado G-4, integrado por los cuatro partidos principales de oposición.

Cambiando el tema político y aproximándonos a sus actividades en tiempos libres comenta su afinidad por la música: “Soy una rocola, jajajaja, me gusta todo tipo de música menos el reggaetón, la bachata y el vallenato, es cuestión de gustos”, asimismo ve series en Netflix, teje a mano, lee y “hablar con mi familia que está en Venezuela, salir a caminar con las respectivas medidas de seguridad por el covid 19. Vivo en Buenos Aires y hay lugares verdes hermosos”. Le gusta los libros de literatura e históricos, aunque “ahorita estoy enfrascada en los libros de cocina jajajajaja. Siempre tengo uno para mi formación y otro para entretenimiento”.

Cuando pregunté que, si la invitara a almorzar como colega, que restaurant elegiría y que plato pediría, respondió “Durante toda la entrevista hemos hablado de democracia y libertades, sé libre entonces de elegir tú el restaurante, que yo me encargo de elegir mi plato, pero si se trata de negocios y hay comida venezolana de por medio, puede que se den mejor los acuerdos”.

Al referirse a Argentina dijo “Como todos los países del mundo está atravesando difíciles momentos económicos actualmente. Esperemos que las autoridades sepan tomar las mejores decisiones para salir de la recesión. Naturalmente es hermoso, su gente con sus pros y contra, son bastante parecido a nosotros”.

De la comida le gusta el asado, “la carne en Argentina es muy sabrosa, acompañado de un buen vino ni se diga. En cuanto al postre, las medialunas con dulce de leche y los alfajores son una delicia”.

Aprovechamos a preguntar que con que postre celebraría la reposición de la democracia en Venezuela “Cuando pienso en esto, no se me pasa por la cabeza ni un postre ni una comida específica. Porque después de todo lo que vivimos, nos dimos cuenta que eso no era realmente lo importante, simplemente mi sentir me lleva a pensar en que lo celebraría con quiénes quiero –mi familia y amigos – y creo que esa sería la mayor alegría del pueblo venezolano, porque no es lo que tengas en tu mesa, es quienes estén en el” concluyó diciendo nuestra entrevistada del personaje de hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 11 =