Lula declara que no apoya al régimen de Maduro

Pablo Marcial Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa

Haciendo abstracción del papel de celestina que tuvo con el corrupto y dictatorial régimen venezolano, empatucado con la empresa Odebrecht, la cual él y Chávez vincularon  a una corruptela continental,  ahora el ex Presidente izquierdista de Brasil,  dice: “Yo no defiendo el régimen de Venezuela. Yo no defiendo qué hace Maduro o qué deja de hacer”, en  una entrevista con la radio Metrópole de Salvador.

A pesar de los vínculos cercanísimos de  su Gobierno en los años (2003-2010) tanto con Hugo Chávez como con Maduro, Lula sostiene ahora en la entrevista  que no apoya el actual régimen venezolano. Lula honra el proverbio popular: “todos hacen leña del árbol caído”. El antiguo socio de la revolución bolivariana pretende marcar distancia con un Maduro desprestigiado internacionalmente e incluso señalado por la CPI, claro, Lula aspira ser reelecto en Brasil.

Hoy aparece cual fantasma y pretende echar por tierra, su aporte al ascenso del colombiano  Nicolás Maduro a gobernar Venezuela, él sabía junto con todo el PT y su aliada Dilma Rousseff, todo lo que rodeó la desaparición física de Chávez.

Lula miró al horizonte cuando Fidel Castro mandó a buscar a Chávez enfermo a Brasil, para llevárselo a La Habana y acabar con su vida en el CIMEQ, él sabe tanto de lo que pasó con Chávez, como la ex presidenta de Argentina, Cristina Fernández.

 ¿A qué jugará Lula ahora? Él siempre ha sabido cómo se han violado las libertades en Venezuela, él siempre alcahueteó la tiranía chavista con la que hizo grandes negocios.

 “Cada país cuida de su país, que Maduro sea lo que quiera, pero quien tiene que ponerlo o sacarlo es el pueblo de Venezuela”, dijo el ex jefe de Estado de Brasil, como si  él no lo hubiera apoyado a convertirse en jefe del estado venezolano.

la afirmación del expresidente lula, respecto al gobierno de maduro, marca una aparente distancia con un antiguo aliado suyo, a quien él llegó a pedir que fuera reconocido como único y legítimo presidente de Venezuela, pero él ocultó secretos graves, que aún silencia.

El líder del izquierdista Partido de los Trabajadores y posible  candidato a las elecciones presidenciales de 2022, afirmó también que el actual mandatario del país, “Jair Bolsonaro, es peor que su homólogo venezolano, Nicolás Maduro”.

Por su parte, Bolsonaro,  respondió con ironía a las declaraciones del ex líder sindical y, en una transmisión en vivo por sus redes sociales, dijo que «eso será señal de que el pueblo en Venezuela está viviendo muy bien».

El gobierno de Bolsonaro, declaró a Venezuela como un país  «con grave y generalizada violación de los derechos humanos», lo que facilitó la concesión del estatus de refugiados a unos 50.000 venezolanos, que por la tragedia que sufren Venezuela, ingresaron a Brasil huyendo del caos creado por el chavismo.

Actualmente más  de 262.500 inmigrantes venezolanos viven en Brasil y han ingresado a ese territorio, a través de  la  frontera terrestre.

Estas son algunas de las obras con las que Odebrecht estafó a Venezuela ayudándola a arruinarse, las cobraron y nunca las hicieron:

Construcción del El Proyecto ‘Gas Anaco’ en el Estado Anzoátegui, contemplaba 5 centros operativos, San Joaquín, Santa Rosa, Zapato Mata R, Santa Ana y Aguasay. El Proyecto aseguraría 2.559 MMPCND de gas, según informe de gestión Pdvsa 2010. Debía estar listo en el año 2016. A cargo de la empresa brasileña Odebrecht. No se terminó. Monto 3.876 millones de dólares.

Construcción de 5 ‘Complejos Agroindustriales de Derivados de la Caña de Azúcar’ para producir Etanol en los estados Trujillo, Portuguesa, Cojedes, Monagas y Barinas. A cargo de brasileña Odebrecht con Pdvsa Agrícola y Cuba. NUNCA se terminaron. Monto 1.000 millones de dólares.

Construcción del Tercer Puente sobre el Río Orinoco. Debía estar listo en el año 2011. A cargo de la empresa brasileña Odebrecht. No se terminó. Costo 2.500 millones de dólares.

Construcción del Tren Guarenas-Guatire en el Estado Miranda. Debía estar listo en el año 2012. A cargo de la empresa brasileña Odebrecht. No se terminó. Monto 4.904 millones de dólares.

Construcción del Segundo Puente sobre el Lago de Maracaibo. Debía estar listo en el año 2018. A cargo de la empresa brasileña Odebrecht. No se terminó. Monto 2.000 millones de dólares.

Tren Guarenas-Guatire

Debía terminarse  en 2012. Su construcción estaba a cargo de la empresa Odebrecht,  centro del escándalo de corrupción de envergadura regional revelado en Brasil y conocido como Lava Jato. Con un presupuesto de 4.904 millones de dólares, nunca fue terminado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − dos =