Lumpias

Editorial / Venezuela RED Informativa

El Partido Comunista Chino que sin vergüenza alguna se siente guapo y “apoyaó” en estos tiempos, le reclama a la Casa Blanca por su acercamiento con Taiwán. Por ello advierte al presidente Trump “estar jugando con fuego”.

Ellos insisten en rechazar cualquier tipo de acercamiento diplomático entre la “Provincia Rebelde” y Washington. Indignados, hablan del irrespeto a su doctrina de “una sola China”, que aspira, lo mismo que con el Tíbet, tener control absoluto sobre todo aquello que aún no sea territorio comunista y que esté a su alcance.

Total, una pataleta sobre áreas de influencia. De zonas de control férreo geopolítico “exclusivas”, que les permita estirar su largo brazo de predación y dominación sobre pueblos libres.

¡Cada quien en su patio!, para ponerlo en criollo. Aún cuando lo extraño es que el tenebroso gobierno de Beijín, ni se le mueve una ceja ante los reclamos del Mundo Libre y de las muchas advertencias que le ha hecho la Oficina Oval, de “bajarle dos” a la conchupancia y a los apoyos permanentes que “dispensan” a la porquería del siglo XXI en Venezuela.

A todo lo que significa la venta de armamento, tolerancia y financiamiento descarado al gobierno de Caracas. Al cual se le acusa, entre otras muchas cosas, de estar metido hasta el cuello en el tráfico internacional de drogas y mil diabluras más.

La salsa para el pato laqueado macho que utilizan los chinos para “asar” el asunto Formosa, no es ni remotamente la misma que la que usan para cocinar al pato hembra. ¡Cosas de lumpias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =