Maduro prevé aplicar una nueva reconversión monetaria

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa

El gobierno de Maduro, desesperado ante la falta de liquidez de la moneda local y por la hiperinflación que se ha tragado al bolívar, prepara según fuentes oficiales, una reconversión monetaria para los próximos días.

Ante el caos económico del país y el desorden financiero que el mismo régimen creó, al punto de que se impuso una dolarización de facto y la moneda local brilla por su ausencia, Maduro se plantea quitarle más ceros al bolívar.

Con la profundización de la crisis económica, la reconversión monetaria sería inminente y el sistema bancario, así como los empresarios del país tendrían un lapso de noventa días, para ajustarse a la medida.

La decisión incluiría, medidas complementarias que hagan factible la estabilidad de la moneda venezolana y ayuden a controlar la hiperinflación, que cada día da saltos galopantes, sin ningún tipo de controles en el día a día del venezolano.

Recientemente Maduro anunció la emisión de un nuevo cono monetario, con la incorporación de tres nuevos billetes de 200.000, 500.000 y 1 millón de bolívares.

El Banco Central, publicó un tuit con la imagen de los tres nuevos billetes. Por primera vez en la historia de Venezuela, existen billetes con denominaciones tan altas.

El gobierno hizo una reconversión monetaria en agosto de 2018, y quitó cinco ceros al bolívar, entonces el billete de mayor denominación fue el de 500 bolívares, equivalentes a unos nueve dólares, para el momento.

Hoy el billete de mayor denominación, es decir el de un millón de bolívares, equivale a menos de 50 centavos de dólar.
Con la medida, el gobierno se plantea resolver la ausencia de efectivo en bolívares, los cuales sólo le sirven al ciudadano, para pagar el transporte público, por eso Maduro también ha anunciado la incorporación de puntos de pago electrónicos para el transporte.

Si se ejecuta esta reconversión, funcionaria como un paliativo circunstancial, que permitiría postergar una nueva devaluación de la moneda local, que cada vez genera una pérdida sistemática muy fuerte en el poder adquisitivo del ciudadano.

Las finanzas cotidianas de los venezolanos, están muy desordenadas, el cono monetario nacional no le resuelve el aspecto económico en su vida cotidiana. El dólar es la moneda añorada, es la que funciona en el libre juego de la oferta y la demanda.

La máquinas registradoras de los comercios no procesan tantos ceros en bolívares y para cancelar un pago de 90 millones, que en la actualidad, equivale a un promedio de 30 dólares, es necesario hacer varias operaciones de pago.

La presión por la escasez de efectivo ha ido disminuyendo, a medida que el dólar ha ganado terreno en el mercado, pero el venezolano también se enfrenta a la falta de efectivo en dólares, para poder recibir vuelto en las operaciones comerciales.

Un alto porcentaje del efectivo en bolívares, se encuentra de forma electrónica, en depósitos y transferencias. Se ha implementado una economía digital, de forma generalizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =