Magistrado Pedro Troconis del TSJ en el exilio: “Lamentable que nuestros políticos vayan a elecciones a sabiendas de la farsa”

Alexander Arredondo / Venezuela RED Informativa

En los tiempos que corren todos los venezolanos somos sospechosos y culpables para el régimen de Nicolás Maduro, claro, si nos negamos a ser cómplices o acólitos. Nuestro personaje de la semana es de ese mayoritario grupo de connacionales que se niega a entregar la dignidad y mantiene la lucha a brazo partido por la Justicia y la Legalidad de un país en el que la corrupción del régimen intenta copar todo espacio. Formar parte del llamado Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio ha bastado para estar en la mira de la dictadura.

El magistrado Pedro Troconis ha asumido el compromiso con valentía. Lo ha arriesgado todo en aras de reinstaurar la democracia en Venezuela, así le es imposible regresar a su país sin el riesgo de ser lanzado a una mazmorra como otros tantos presos políticos, sus bienes confiscados por el régimen son prueba de la persecución y el odio. Pero no es más fácil su exilio en Florida, formar parte de un TSJ en el exilio, no auxiliado en su funcionamiento por el gobierno interino de Juan Guaidó, no le significa ninguna ventaja, pues hablamos de una institución que paradójicamente ha quedado huérfana de los recursos requeridos. No obstante, ninguno de los magistrados que lo componen rehúye su responsabilidad ante un país que ha visto como no les ha temblado el pulso para tomar las decisiones trascendentales que le han puesto un “hasta aquí” a Maduro y su combo.

Como se puede intuir, la gran ironía para el magistrado Troconis y sus compañeros de lucha es ser perseguidos por la dictadura y, al mismo tiempo, abandonados a su suerte por el gobierno interino: lastimosamente el TSJ en el exilio es, a pesar de su invaluable labor, una nave insignia a la deriva.

Nuestro entrevistado es Pedro Troconis, padre de familia, abogado penal, profesor universitario, trabajador a tiempo completo, ex miembro de la ONG Foro Penal y defensor de derechos humanos, en 2017 se postuló al cargo de Magistrado del Tribunal Supremo, siendo elegido por la Asamblea Nacional de 2015 y juramentado en fecha 21 de julio de 2017 como Magistrado Principal de la Sala de Casación Penal del más alto tribunal de Venezuela. Esto le trajo como consecuencia la cruenta persecución del régimen de Maduro. Sin embargo, Troconis y sus colegas fueron juramentados el 13 de octubre de 2017 en la sede de la Organización de Estados Americanos. De esta manera el legítimo Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela constituye el primer Gobierno Judicial en el exilio del mundo e imparte justicia fuera de las fronteras de nuestro país.

-¿Qué significa para usted ser magistrado en el exilio?

-Un Tribunal Supremo de Justicia en el exilio es algo inédito y ser Magistrado del mismo es un honor para cada uno de quienes lo conformamos.

-¿Cómo ha sido el devenir del gobierno interino de Venezuela frente al TSJ en el exilio que usted representa?

-El Gobierno interino ha respetado la separación de poderes establecida en nuestra Constitución y es la expresión democrática que todo país desea.

-¿Qué opina de Juan Guaidó?

-Lo conozco poco, pero es un venezolano que se ha dedicado a la restauración de la democracia en Venezuela.

-¿Qué opina de la decisión tomada por la OFAC y el Departamento de Estado de EE.UU. sobre, aún cuando aprueba apoyo financiero para el presidente interino, a los del ejecutivo y política exterior, se lo niegan al TSJ en el exilio?

-Opino que los recursos de un Tribunal Supremo de Justicia dependen única y exclusivamente de quien la Constitución y las leyes de la República de Venezuela le imponen la obligación.

-Habiendo el TSJ aprobado sentencia condenatoria contra Maduro por 18 años por legitimación de capitales, ¿qué razones ofrece usted ante el hecho que no se haya ejecutado?

-Más que estar pendiente de su ejecución, lo más importante es que en un proceso con todas las garantías y con elementos suficientes, quedó demostrada la participación de Nicolás Maduro en delitos que conllevaron a la imposición de una pena. Queda de los organismos internacionales tomar en consideración esta decisión y ejecutar la orden de detención del personaje. Esto adminiculado con la recompensa que ofrece Estados Unidos por la captura de Nicolás Maduro por otros ilícitos graves.

-¿No le parece frustrante la contradicción de que habiendo ustedes, los magistrados, aprobado sobre convocatorias a elecciones para alcaldes y gobernadores que no cumplen con los requisitos de unas elecciones libres, que las fracciones parlamentarias que los designaron a ustedes como magistrados acepten ir a elecciones sin condiciones?

-Nuestra misión es impartir justicia y fijar el camino jurídico electoral, camino que en estos momentos no se ha labrado; y la de los políticos es ir a elecciones, lo lamentable, es que vayan a elecciones en busca de un cargo a sabiendas de la farsa electoral.

-¿Qué piensa de la extradición de Alex Saab? ¿Considera posible esa extradición a USA?

-Esa extradición está decidida a nivel de los tribunales de Cabo Verde, ahora está en manos del Gobierno de ese país y de Estados Unidos el inmediato traslado de Alex Saab ante la justicia americana.

-La anterior fiscal Bensouda de la CPI elaboró un escrito sobre las violaciones a los derechos humanos por parte de Maduro, sin embargo, ha transcurrido el tiempo y la sentencia al parecer se encuentra en un congelador, ¿qué nos puede decir al respecto?

-La fiscal Bensouda en su oportunidad presentó un informe en donde manifiesta que en el estudio preliminar de la causa Venezuela existen la presunción de la existencia de delitos consagrados en el Estatuto de Roma, quedando pendiente al actual fiscal Karim Khan solicitarle a la Sala de Cuestiones Preliminares de la Corte Penal Internacional que le autoricen el inicio de la investigación, y es la investigación la que está en un congelador, porque para llegar a una sentencia aún falta mucho camino por recorrer.

Exilio en Miami

Detrás del cargo de Magistrado está un ser humano con historia y familia. Un hombre que le ha tocado trabajar muy duro para subsistir en Estados Unidos, tierra de oportunidades sí, pero un lugar donde nadie regala nada. Nos adentramos un poco en esas intimidades que también definen al magistrado Troconis.

-¿Cómo ha hecho para subsistir en Estados Unidos, a sabiendas que no han recibido remuneración del supuesto gobierno interino de Guaidó?

-A través de trabajos que nunca había pensado realizar, pero que me han ayudado a sostener a mi familia en el exilio.

-¿Qué extraña de Venezuela? ¿Tiene anhelo de volver? ¿De qué parte de Venezuela es oriundo?

-Extraño a mi país, extraño mi vida anterior, los anhelos de volver persisten y persistirán de por vida. Soy nacido en Caracas, pero larense de corazón.

-¿Cómo ha tratado la diáspora Venezolana de Miami a los magistrados del TSJ legítimo?

-La diáspora venezolana en Miami es un ejemplo a seguir, sus sentimientos por nuestra Venezuela la llevan a planificar estrategias con el objeto de lograr la liberación de nuestro país por diversos caminos.

-¿Qué ha significado el apoyo del Dr. Almagro para ustedes?

-El apoyo del Secretario General de la OEA para el Tribunal Supremo de Justicia ha sido una ayuda importante para la constitución, instalación y desarrollo del tribunal. Es un aliado importante para la lucha por la libertad.

-Como profesor universitario, ¿cuál fue su principal instrucción para sus alumnos en Venezuela?

-El mensaje que siempre trate de trasmitir a mis alumnos, fuera del aprendizaje de la catedra correspondiente, era que Venezuela cuenta con buenas leyes, algunas con sus defectos u errores, pero en mi área contábamos con una legislación que valía la pena ser estudiada y aprendida, que la problemática de la justicia en nuestro país no eran las leyes, sino quienes la administraban. Y ocurrió lo inevitable, hoy hay leyes, pero no tenemos quienes la administren, debido a que los tribunales de cualquier circuito penal, así como el Ministerio Público, se han convertido en los prostíbulos de la corrupción.

-¿Extraña dar clases?

-El dar clases, el transmitir conocimientos, siempre será parte de mi vida y nunca dejaré de hacerlo, así sea entre amigos. Se trata del sentido de ese compartir conocimientos vinculados a la experiencia.

-¿Por qué tuvo que exiliarse de Venezuela?

-Me exilio por la feroz arremetida del régimen al ingresar con funcionarios a las casas de distintos familiares buscando por órdenes de Nicolás Maduro y Maikel Moreno; eso era lo que expresaban los funcionarios. Me exilio porque considero que uno es más útil en libertad que en los calabozos que dirigen los aduladores criminales del régimen.

-¿Qué es para usted ser un perseguido del régimen?

-Significa que el camino es largo, pero que en algún momento tiene fin.

-¿Qué significó pertenecer al Foro Penal?

-Fue una etapa importante en mi vida, pertenecer al Foro Penal venezolano fue vivir de cerca la lucha por la libertad, vivir al lado de quienes defendían con su vida nuestro suelo patrio, fue estar ahí con quienes realmente sentían al país, su dolor, su miseria, fue ver el mundo mejor que hombres y mujeres, estudiantes y profesionales, jóvenes y no tan jóvenes, nos mostraban a través de sus gritos, de sus consignas, de sus plegarias; fuero penal para mí fue el sentir de un pueblo que aún lucha por su libertad.

-Háblenos de su familia, ¿cómo están en USA, se han adaptado?

-Tengo una familia que gracias a Dios se adapta a los cambios de vida, pero, al igual que yo, añoran su país, sus recuerdos, su vida arrebatada.

-¿Qué siente de pertenecer a la primera institución jurídica venezolana que imparte justicia fuera de Venezuela?

-Como dije al principio, este tribunal es inédito, es el primer Tribunal Supremo de Justicia en exilio de la historia, y pertenecer a él es una responsabilidad muy grande, que implica disciplina, orden, estudio y dedicación, pero además de pertenecer a la institución, me siento orgulloso de todos mis compañeros que, al igual que yo, creemos fielmente en lo que hacemos y que el imperio de la ley será política de Estado en Venezuela.

Magistrado Pedro Troconis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + dos =