Marzo

Editorial / Venezuela RED Informativa

Marzo es “bueno” si apretamos. Lo mismo que pudo ser febrero o sería junio. El asunto es que el calendario está parado en la zona de juego del NARCOGOBIERNO.

La bola de cristal del presidente Trump con sus predicciones para un “final feliz” choca con el contubernio de las dos bandas demasiado reconciliadas con el “negocio/crisis Venezuela”.

Si para amarse “no existe fecha en el calendario”, tampoco para enfrentar a la tiranía que regenta a Venezuela ni a los proxenetas que la administran.

Cualquier momento es bueno para ponerle el hombro en serio al país. Una propuesta de salida basada en la confrontación civil, que motive una intervención libertaria internacional de venezolanos decididos por la recuperación de la nación, es la única predicción sensata y posible que se puede y se DEBE hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 9 =