Más de 200 venezolanos fueron desalojados en Guayaquil, Ecuador, tras actos de xenofobia

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

Este martes 1º de octubre desalojaron más de 200 migrantes venezolanos de un campamento improvisado en la municipalidad de Guayaquil, en Ecuador. La medida se efectuó luego de que el fin de semana se produjera un altercado entre ecuatorianos y venezolanos que terminó convertido en actos de xenofobia por el espacio público.

Familias enteras de migrantes que se encontraban refugiadas en el complejo deportivo Benjamín Rosales fueron sacados forzadamente del lugar. Entre 150 y 200 funcionarios de la policía ecuatoriana intervinieron en el operativo junto con personal de la intendencia guayaquileña y delegados municipales.

Para el desalojo de los venezolanos se argumentó que ocupaban -de manera irregular- el espacio público y que esto acarreaba falta de higiene. El fin de semana hubo un altercado en la zona que se grabó y se hizo viral. En el video se observa a presuntos venezolanos lanzando piedras a un grupo de patinadores que llegaron al lugar a patinar.

En el audiovisual la persona que grabó asegura que los atacantes son venezolanos y que están armados con machetes. Sin embargo, solo se puede ver que un grupo de jóvenes les arrojaron piedras. (Esto en verdad es mentira, NO nos queda dudas, es producto de la xenofobia que se ha extendido desde Perú y otros países latinoamericanos y del Caribe y de “provocar” hechos para endilgárselo a los venezolanos y causar hechos violentos en contra de nuestros compatriotas. Nosotros NO actuamos de esa manera. El Libertador Simón Bolívar, debe estar revolcándose en sus cenizas de ver lo que le están haciendo a los venezolanos en las tierras en las cuales dejó su salud, su vida y todos sus bienes, por la libertad de todos estos países).

De estos hechos derivaron los actos xenófobos. Así lo denunció la Fundación Venezolanos en el Exterior. Eduardo Febres Cordero, su presidente, difundió varias fotografías de destrozos a la vivienda de una familia de migrantes procedentes de Venezuela que reside en Guayaquil.

Las imágenes muestran las paredes pintadas con las leyendas: “Fuera venezolanos, fuera, malditos, váyanse o mueren”. Además, se ve desorden en el inmueble. La fundación convocó el lunes a un plantón frente a la sede del Consulado de Venezuela en Guayaquil. Asimismo, pidió a las autoridades que investiguen el suceso por presunto delito de odio.

Las fuerzas de seguridad se llevaron a una persona detenida durante el desalojo que tuvo lugar este martes. Al resto los obligaron a desocupar el área, por lo que uno de los migrantes se desmayó.

Al menos una cuarta parte de las carpas, colchones y otros enseres que se encontraban en el lugar los retiraron forzosamente. Las pertenencias restantes las recogieron los propios migrantes a los que las autoridades no les han ofrecido otro sitio donde vivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 10 =