Más de 6.500 venezolanos están detenidos en centros de detención para migrantes de USA anhelando recibir TPS

Alexander Arredondo / Venezuela RED Informativa

Brian Fincheltub, vocero de la Embajada de Venezuela en EE.UU., asegura que se mantienen en constante comunicación con los puestos de paso fronterizo y los centros de detención de migrantes.

Debido la crisis económica, social y política de Venezuela, agudizada a su vez por la pandemia de la covid-19, migrantes de este país han optado por cruzar las fronteras de manera irregular, ocasionando la aparición de una ola migratoria de paisanos que deciden arriesgar sus vidas en la línea entre México y Estados Unidos, con el fin de solicitar asilo en el país norteamericano.

El Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés) ofrecido a los venezolanos ha impulsado que muchos busquen entrar de forma ilegal a territorio estadounidense.

Desde principios de 2021, se estima que al menos 19.000 venezolanos han cruzado la frontera sur de Estados Unidos para solicitar asilo, alegando que sus vidas corren peligro en su país natal. De ellos, unos 6.500 permanecen en los centros de detención de migrantes.

El director de Asuntos Consulares de la Embajada de Venezuela en EE.UU., Brian Fincheltub, afirma que debido a la falta de información muchos venezolanos deciden arriesgar sus vidas cruzando la frontera de la mano de coyotes o de agencias transnacionales.

«Al día de hoy han entrado aproximadamente 19.000 venezolanos por la frontera sur desde enero. Existe un promedio 5.000 venezolanos que ingresan por esa vía mensualmente, y hay aproximadamente 6.500 detenidos en EE.UU. por razones migratorias», aseguró en una entrevista ofrecida a El Pitazo.

Refiere el funcionario que cuando llegaron en 2019 tenían a 1.100 detenidos y con alianzas con ONG y abogados, logramos reducir ese número a menos de 100 venezolanos detenidos.

Explica que desde que el Gobierno de Estados Unidos aprobó los beneficios de inmigración temporales conocidos como Estatus de Protección Temporal (TPS) y el de Salida Forzosa Diferida (DED), los coyotes han usado esto para decirles a los migrantes venezolanos que si logran pasar podrán aplicar, y como existe mucho desconocimiento, son engañados y por eso el número ha subido.

“A pesar de que es un número bajo, en comparación con otras nacionalidades, no deja de ser alarmante, triste y preocupante para los venezolanos, puesto que no están acostumbrados a esta situación. Antes existía una migración venezolana que ingresaba mayormente por los aeropuertos, y por la situación de crisis, ahora nuestros hermanos lo hacen por la frontera”, lamentó Brian Fincheltub.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 13 =